Bienvenidos

Rescatado por Carabineros

El dramático relato de sobreviviente de accidente en Cobquecura

Me gusta esta nota

En Bienvenidos hablamos con Miguel Santander, sobreviviente del accidente en Cobquecura, quien relató los trágicos momentos del siniestro.

Lo que sería un paseo de amigos y celebración de cumpleaños, terminó con un horrible accidente y la desaparición de tres hombres, que actualmente mantiene una búsqueda activa en la zona. 

Cobquecura

El accidente en Cobquecura

"Para contextualizar un poco, éramos un grupo de 10 amigos que arrendamos una casa en Buchupureo, el fin de semana para celebrar el cumpleaños de Koke, Jorge Leiva, que estaba de cumpleaños el viernes", comenzó relatando Miguel. 

Luego de pasar el viernes festejando, el sábado 11 por la mañana decidieron visitar el pueblo, Cobquecura, para comprar cosas que faltaban. A medida que avanzaban camino a la ciudad, se encontraron con el letrero de Iglesia de Piedra.

"Decidimos pasar a sacar fotos, yo andaba con mi cámara y llegamos a la zona del estacionamiento. No estaba lloviendo, había viento normal de esas playas de la costa. Nos bajamos y empezamos a caminar hacia la Iglesia de Piedra", agregó.

De inmediato, añadió, "yo iba sacando fotos y cuando llegamos le digo a los chicos que se den vuelta los seis para tomar una foto. Tomo la foto, me acerco y empezamos a entrar". 

Santander asegura que no había agua en el piso, el mar estaba muy lejos y las olas reventaban a más de 100, 150 metros. "No habían indicios de que podía pasar todo lo que pasó", dijo. 

Al darse cuenta que una de las entradas se estaba llenando de agua, decidieron salir y vieron que por la entrada principal entra una cantidad mayor de agua y empieza lo que nadie quería.

Cobquecura

Miguel Santander, único sobreviviente 

"Yo no vi a nadie, era mucha espuma y quedé en una zona donde puedo ver una parte de la Iglesia, que tenía un poco más de arena, era más alta, y pensé ahí no me llegará tanta agua. Entonces lo que hago es caminar a esta zona", aseguró. 

Él asegura que no vio a nadie, ni tampoco escucho a nadie en sus alrededores. "Yo veía la entrada norte formar olas, unas tres o cuatro veces el agua me cubrió y lo único que me afirmaba eran mis brazos y la espalda. Si me soltaba, me iba y no estaría contando esto", comentó.

Miguel hizo un llamado de atención a las autoridades por la nula señalética en la zona, "la única advertencia que tiene es no botar basura, no hay ninguna advertencia de que no entres, te puede tomar el agua o puedes desaparecer. No hay nada, ni una advertencia".

Revisa el testimonio completo aquí

Descubre la nueva Señal 13E


Capítulos completos