Lugares que Hablan

Vio los efectos

Pancho Saavedra indignado con la terrible sequía que afecta a Monte Patria

Me gusta esta nota

Pancho Saavedra conoció las historias de algunos habitantes del lugar, que aseguran estar viviendo una terrible sequía que afecta a sus propios cultivos.

 

Este sábado 8 octubre, Canal 13 emitió el quinto capítulo de larga duración de la nueva temporada de Lugares que hablan, donde recorrimos los alrededores de Monte Patria, en la Región de Coquimbo.

El conductor del programa, Pancho Saavedra también visitó los distintos valles de Monte Patria para mostrar cómo sus habitantes se las ingenian para sobrevivir a la sequía que afecta al lugar, logrando mantener los cultivos propios de la zona.

 

Pancho Saavedra quedó impactado con los efectos de la sequía

 

Además, el espacio de cultura de Canal 13, llegó hasta las localidades de la Provincia de Limarí y conoció a un hombre que es capaz de domar a los caballos, con el sonido de su arpa.

Pancho Saavedra y los efectos de la sequía

Un tema importante para muchos habitantes de este sector es la fuerte sequía que afecta su calidad de vida y sus cultivos. Mario Ramos, también conocido como Don Pelayo, realiza un oficio fundamental para los vecinos de este sector, ya que se hace cargo de abastecer con agua a los demás.

Mario mostró un seco Río Rapel, debido a que las lluvias tienden a ser cada vez más escasas e irregulares. Los dueños de los predios afectados aseguran que el origen del problema es que algunos agricultores de mayores recursos desvían los canales a su favor para cuidar y proteger sus cultivos privados.

 

Pancho Saavedra quedó impactado con los efectos de la sequía

 

La señora Nancy, de 80 años, también es una de las afectadas. Con su esposo con alzheimer, Nancy solo recibe agua cada 21 días, y solo por 20 minutos, teniendo que luchar constantemente contra la sequía que azota y pega fuerte en esta tierra.

“Yo he llorado aquí con esta cuestión”, contó Nancy mientras Pancho miraba los frutos en el piso. Es más, pensó que las paltas secas eran higos. “Cómo van a ser paltas tan re chicas”, cuestionó incrédulo.

Eso, sumado a porotos secos, aceitunas y otros frutos, prácticamente todo su huerto seco, y no solo el de la señora Nancy, quien debe aprovechar cada segundo de agua almacenando en tarros. Pancho la ayudó.

 

Revisa aquí este momento de  Lugares que hablan.

 
Descubre la nueva Señal 13E


Capítulos completos