De Tú a Tú

La animadora reveló que no era tema

Vivi Kreutzberger confesó que nunca sintió el peso de ser hija de Don Francisco

Me gusta esta nota

En De Tú a Tú la presentadora de televisión, Vivi Kreutzberger, abrió su corazón y se refirió a la relación que tenía con sus padres cuando era pequeña.

Vivi Kreutzberger y Martín Cárcamo sostuvieron una íntima y profunda conversación, donde la animadora abrió las puertas de su hogar y su corazón, recordando momentos íntimos de su vida familia.

Vivi Kreutzberger

Fue así como comenzó recordando que nació un sábado a las 10:10 de la mañana. Su madre pasó los últimos cinco meses de embarazo en cama. Contó que es la hija del medio y la única mujer.

Junto con esto, también reveló que si se hubiera demorado unas horas más en nacer, su padre no habría estado para verla porque se fue a animar “Sábados Gigantes” que en esa época partía a las 13:00 horas.

Vivi Kreutzberger

La relación de Vivi Kreutzberger con sus padres

La animadora aseguró que ambos padres eran muy aprensivos. De hecho, reveló que a ella y a sus hermanos no los dejaban salir a la calle.

"Siempre como que todo va a salir mal, siempre como fatalistas. Siempre venía lo malo, siempre había que tener cuidado con esto y con lo otro. Muy protegidos", recordó Vivi sobre la aprensión de sus padres.

Ella y sus hermanos estudiaron en el Instituto Hebreo, con los mismos compañeros, por lo tanto, dice que durante toda su niñez y su adolescencia, el que Don Francisco sea su padre no era tema.

“Yo vine a cachar cuando entré a la universidad. Como que la gente se codeaba y decía ‘mira esa es’”, confesó.

Vivi Kreutzberger

Respecto a la relación con su mamá dijo que era difícil. “Mi mamá y yo no tenemos nada que ver. Teníamos muchas dificultades”, confesó.

Mientras que con su padre compartía pocos momentos, pero indicó que “siempre trataba de buscar de que nosotros nos adaptáramos a su vida”.

Vivi Kreutzberger

Al respecto, dijo que “si había un desayuno con auspiciadores, nosotros estábamos porque era el momento en que íbamos a poder estar. Desde chicos siempre estuvimos metidos en cosas de grandes”.

“De hecho, en cuanto pude yo me metía al auto, sé que él es súper supersticioso, entonces yo me metía de guata en la parte de atrás del auto, y cuando yo cachaba que había dado dos o tres vueltas cuando iba camino al canal, yo me sentaba, aparecía dentro del auto, porque yo quería ir al canal”, agregó.

“Me encantaba la cuestión de la tele y yo sabía que él no me iba a querer llevar”, recordó asegurando que eso lo hizo semana por medio, hasta que su papá se resignó y la llevaba.

Vivi Kreutzberger

Para finalizar, Vivi Kreutzberger contó que su mamá era quien se encargaba de criarla a ella y a sus hermanos, los llevaba al colegio y era la apoderada. Ellos tenían asumido que el papá no llegaba a las celebraciones, por ejemplo, del día del padre o actos escolares.

“Mi papá era súper estructurado”, expresó Vivi y agregó que ella era adolescente en la época del toque de queda en los 80, y que ella llegaba pasado el horario límite. Cuando pasaba eso, su papá la estaba esperando afuera en la calle. “Eso lo hacía de aprensivo y para espantarme al prospecto”, aseguró entre risas.

Revisa en detalle este momento.

Descubre la nueva Señal 13E


Capítulos completos