Bienvenidos

Se llevaron todo y dejaron deudas

Indignación en San Clemente: Se tomaron su casa y causaron graves destrozos

Me gusta esta nota

Un verdadero calvario fue el que vivió Gabriela Rojas, una joven madre de San Clemente que fue víctima de un grupo de desconocidos que se tomó su casa y causó graves daños en ella.

Tras el fallecimiento de su pareja, la mujer de 25 años abandonó la vivienda que compartían ambos desde 2017 y partió en el mes de marzo junto a sus dos hijos a la casa de su madre en Talca.

Si bien Gabriela regresaba los fines de semana al inmueble, no fue hasta el 25 de julio que se percató que una familia completa estaba viviendo ahí de manera ilegal.

“En primera instancia me dio mucha pena. Cuando yo les dije que me dejaran entrar a la casa para ver la situación en que estaban mis cosas, ellos ahí se negaron (….) Después dijeron que me iban a demandar por acoso porque yo los venía a hostigar”, declaró la afectada en Bienvenidos

De inmediato Gabriela presentó una demanda por usurpación, sin embargo, ésta quedó entrampada en fiscalía sin que se iniciara siquiera una investigación. Fue finalmente la presión mediática y social la que terminó por sacar a estas personas de su casa.

Le rompieron cañerías, una alarma comunitaria y hasta se llevaron algunos muebles. De hecho, la joven los encaró porque fue testigo de cómo subieron su lavadora a un camión de mudanza.

Denuncia en San Clemente

¿Qué dice la ley ante casos como el de San Clemente?

En contacto en directo desde San Clemente, Gabriela reveló que una vez conocida su situación en los medios locales, recibió mensajes de muchas otras personas que se habían visto afectadas por este grupo de desconocidos.

“Me indican que esta gente está acostumbrada a vivir así, que lo va a seguir haciendo, porque nunca han tenido ningún tipo de castigo por parte de la ley”.

¿Y qué herramientas legales tienen las personas afectadas por una ocupación ilegal a su vivienda? 

“Primero que todo necesita un abogado, presentar una demanda en un juicio de precario, que es un juicio tremendamente largo, que se demora por lo menos dos años”, aseguró el abogado Patricio Mendoza.

Denuncia en San Clemente

“En este caso de la toma, la única herramienta que tú tienes es lo que ya hizo Gabriela con los altos niveles de ineficiencia del mecanismo judicial”, acotó.

Además sugirió apostar por el camino de una querella.

 “Si tú no te querellas y no participas del proceso penal para intentar una sanción real por el delito de hurto y de daños, vas a quedarte esperando que la fiscalía en seis meses más o un año archive la causa. Porque eso es lo que está pasando”, puntualizó el jurista.

Ver video


Capítulos completos