Servicios 13

Conoce los detalles

Coronavirus en la ropa ¿Cuánto tiempo sobrevive?

Me gusta esta nota

Desde que comenzó el confinamiento por la pandemia del coronavirus y los cuidados al salir, muchos se han preguntado cuánto vive el coronavirus en diversas superficies, y la ropa es una de las dudas principales que se ha generado. ¿Hay que cambiarse de ropa al llegar a la casa? ¿O no es necesario?

El COVID-19 es una enfermedad respiratoria, que se propaga principalmente a través de gotitas en el aire. Es decir, cuando alguien que está infectado con el coronavirus tose o estornuda, las partículas virales pueden ser inhaladas por otra persona. 

Pero también se puede contagiar la enfermedad tocando algún objeto o superficie que tenga estas partículas que haya dejado algún infectado, y luego tocándose la boca, la nariz o los ojos. ¿Cuánto dura en cada superficie? Depende de muchos factores, como la humedad, la temperatura y el tipo de material, pero hay algunos estudios que han indicado las medias. 

De acuerdo a un estudio de The New England Journal of Medicine, el virus permanece activo cuatro horas en el cobre, veinticuatro en el cartón y hasta setenta y dos en el acero inoxidable o plástico. En el aire aseguran que puede durar hasta tres horas, pero no está comprobado, y en el caso de la ropa aún no hay estudios concluyentes, pero sí indicaciones muy claras. 

De acuerdo a lo informado por Mayo Clinic, los virus en la ropa suelen durar menos tiempo en comparación con las superficies duras como el plástico, el cobre o el acero, pero todo depende del material del tejido. 

“Se puede pensar que un material como la ropa se parece más al cartón”, dijo el Dr. Armand Dorian, director médico del Hospital USC Verdugo Hills, lo que quiere decir que en la mayoría de las prendas de vestir hay fibras absorbentes que parecen hacer que el virus se seque más rápidamente que las superficies duras. 

Y aunque el virus puede mantenerse, tampoco hay que ser alarmistas al respecto, asegura el mismo doctor. Para las personas que no trabajan en entornos de alto riesgo o han tenido contacto directo con alguna persona contagiada con el virus, es muy necesario lavar la ropa, pero no lo es en una salida común a la farmacia o al supermercado. 

Esto siempre y cuando se respeten las normas de distanciamiento social, ya que sin contacto con personas y sin apoyarse en superficies contaminadas, la ropa debería permanecer libre de virus, explicó Dorian. 

“El virus no saltará de la ropa e infectará a nadie”, señaló Dorian. “La única forma en que el virus puede infectar a la siguiente persona es si este toca la ropa del otro y luego utiliza sus manos para tocarse los ojos, la nariz o la boca”.

Si tenemos dudas siempre es mejor prevenir y lavar la ropa. Para que sea efectivo, debemos usar agua que esté al menos a 30°C, ya que esto "disminuye significativamente, pero no elimina, la carga bacteriana”, según un estudio publicado en 2020 en el Journal of Small Animal Practice que examinó las bacterias en los uniformes de un grupo de médicos.

Y si es posible utilizar la secadora, mejor aún, ya que el calor es clave para eliminar los gérmenes. Eso sí, hay que tener cuidado y revisar las instrucciones específicas de cada prenda para no dañarlas. Colgar la ropa afuera para que se ventile también es efectivo, especialmente con la luz directa del sol, ya que la luz ultravioleta del sol tiene propiedades desinfectantes.

¿Y qué pasa con la ropa nueva? En este caso, siempre es mejor ser cuidadosos y desinfectar, ya que no sabemos de dónde vienen las prendas, si alguien ha tosido o estornudado cerca de ellas o si pueden haber estado apoyadas en superficies contaminadas.