Graciela Cáceres

Me gusta esta nota

“Graciela Cáceres” estuvo en la casa de los “Elizondo” como empleada doméstica prácticamente desde que tiene memoria. Gracias a ellos tuvo la estabilidad necesaria para llevar a cabo su plan de vida. 

Consiguió ahorrar para su retiro, y pudo comprarse un departamento en el edificio de Santiago centro que alberga a esta trama, en el que vive tranquilamente. 

Pese a sus ahorros y la tranquilidad que le da ser dueña de su departamento, la jubilación a “Chela” no le alcanza y decidió mezclar su afición a las “plantas” (marihuana) con la necesidad de buscarse un ingreso adicional. 

Es así como las vende y logra tener un dinero extra para llegar a fin de mes. Alegre y espontánea, esta mujer mantiene un estrecho vínculo con su ex patrona, “Meche”, el cual se podría decir que es bien especial, lleno de bromas, tallas y varias pesadeces, pero, ante todo, mucho cariño.