Lugares que Hablan

Lugares que Hablan

Mini tractor y sacos de papas: Pancho Saavedra pasó gran susto

Me gusta esta nota

En este nuevo capítulo, Pancho Saavedra cosechó papas en el sector límite con Argentina. Sin embargo, pasó un gran susto al momento de trasladarlas.

El año 2017, junto al equipo de Lugares que Hablan visitamos la comuna de Futaleufú en la Región de Los Lagos, un territorio habitado por personas que viven en aislados rincones de la patagonia chilena. En el capítulo de este sábado de Lugares que Hablan, Historias de Luchadores, volvimos a este lugar para reencontrarnos con viejos amigos, y sobre todo, para seguir explorando y descubriendo las maravillas de esta tierra.

La vez anterior conocimos a don Ángel Vallejos, habitante de la zona que nos emocionó con su calidez y que vive en uno de los lugares más aislados del resto del país. En esta ocasión lo ayudamos con difíciles labores, sobre todo al inicio del capítulo cuando tuvimos que transportar boyas de salmoneras sobre una camilla cuesta arriba.

Pancho Saavedra

El patagónico dejó invitado a Pancho y su equipo para acompañarlos a cosechar papas al otro lado del cauce del río Futaleufú. Siendo el último día del viaje, fueron al Sector El Límite, zona que lleva ese nombre por ser la más cercana con Argentina. Néstor Beltrán, agricultor y guía de pesca, ayudó a que cruzaran en una balsa, además de mostrarles el punto exacto en que Chile pasa a ser terreno argentino.

Una vez en el lugar conocimos a Audolía Sanzana y Sixto Beltrán, familiares de don Ángel. Pancho procedió a ayudar en la cosecha. Con la ayuda de un tractor manejado por uno de los habitantes, el conductor de Lugares que Hablan comenzó el arado con emoción al darse cuenta de cómo se asomaban las papas en la tierra.  Los encargados mencionaron que pueden llegar a cosechar 4 mil kilos de papas gracias a la fertilidad del terreno.

Pancho Saavedra

Finalizado ese trabajo, Pancho le puso nombre a dos papas. Sin embargo, todavía no se había terminado el trabajo. Néstor les explicó que tenían que llevar varios sacos de estas papas a la balsa, la misma que utilizaron para cruzar el río. Para ello, le pidieron a Pancho que manejara el mini tractor: “Te tengo fé”, le dijo Néstor.

Al principio logró enfrentar todas las dificultades, pero al momento de retroceder hacia donde se encontraba la balsa, Pancho pasó tremendo susto, de esos que hace tiempo no sentía.

Conoce aquí el detalle de este momento de Lugares que Hablan.

 
Ver video


Capítulos completos

1wnqfX5-JZw