Los 5 Mandamientos

Empezó de cero

Luis Jara explicó sus razones para radicarse en Miami

Me gusta esta nota

En Los 5 Mandamientos Luis Jara habló sobre su nueva vida en Miami y explicó sus razones para dejar Chile.

En esta edición de Los 5 Mandamientos Martín Cárcamo recibió al reconocido cantante nacional Luis Jara, quien, de paso por Chile y de manera exclusiva fue parte de una noche de entretenidas historias llena de confesiones, risas y música.

En la conversación, el cantante y animador habló por primera vez de sus motivos para radicarse en Miami, aparentemente sin vuelta atrás.

“Silvana siempre quiso vivir en Miami, ella estudió en Miami. Tengo un hijo que se recibió y vive allá. Y al final faltaba yo”, explicó.

Luis Jara explicó sus razones para radicarse en Miami

Agregó que es cerrar un círculo de algo que en rigor me había hecho feliz, pero le cuesta cerrar ciclos a uno, da miedo (…) Hay que atreverse a no quedarse pegado en la nostalgia, sino que mirar hacia adelante, que es lo que hemos hecho como familia, y también yo como hombre. Tengo 55 años y probablemente estoy jugando los 15 minutos del partido, ya no estoy como figura de Sábados Gigantes”.

“Cuando aterrizamos y llegamos a este nuevo domicilio sentí que podía tener un segundo aire, como jugar un segundo tiempo, como partir de cero", continuó.

El cambio de vida de Luis Jara

El cantante se refirió a cómo fue cerrar su reconocida academia de canto, la que se encontraba cerrada desde el estallido social.

“Nuestra academia tuvo 23 años de existencia, pasaron más de 2 mil jóvenes. Estaba ubicada en plena Plaza Italia, entonces esta revolución la vimos muy difícil al entender que los papás no podían ir a dejar a sus hijos. La Silvana la dirigía, era un proyecto personal, familiar, y dijimos ‘hay que cerrarla’”, señaló.

Luis Jara explicó sus razones para radicarse en Miami

Además, Jara vendió su casa en Chile y relató una divertida historia sobre la forma en que él mismo se la mostró al comprador.

"Cuando va el probable comprador, él no sabía que yo era el dueño de casa. Yo en mi casa siempre ando con bata. Al tipo le mostré toda la casa, se la vendí y le digo 'por favor toma asiento. Yo no te estoy vendiendo una casa: yo te estoy vendiendo un hogar'. Esa casa para mí es muy significativa, muy simbólica, es un lugar que tiene emociones, hay una energía. Entonces yo no estaba vendiendo una casa con paredes: había un registro mío muy potente. De repente le digo 'Ven, te voy a mostrar mi dormitorio'. Entra, lo hago sentarse, y le digo: ‘Esta pieza está llena de sexo. Aquí te vas a volver loco. La energía que te estoy dejando no tiene precio’”, contó entre risas.

Descubre la nueva Señal 13E


Capítulos completos