Entretención

En otra parada

El gran cambio de Paula Avilés, la primera villana de “MasterChef Chile”

Me gusta esta nota

Esta mujer, quien se hizo conocida por participar en la primera temporada del programa de cocina, dio un giro importante en su vida y dejó atrás la faceta por la que ganó popularidad en pantalla. “Quiero ser la mejor versión de mí misma”, afirma.

Hace casi seis años debutó el primer ciclo de “MasterChef Chile”. Compuesto por un grupo de memorables concursantes, una de las más recordadas es Paula Avilés, quien llegó a estar entre los seis mejores de su temporada y que destacó de sobremanera por su frontal y polémica personalidad.

A raíz de la retransmisión del exitoso espacio, que ahora se toma las tardes de Canal 13, hablamos con Paula, quien hace un tiempo decidió dar un drástico cambio en su vida: dejó Santiago y hace más de un año que vive en Maitencillo, donde está dedicada a la medicina complementaria, realizando clases de alimentación consciente.

Hoy día vivo con re poco, no estoy trabajando porque obviamente estamos en periodo de cuarentena. Pero he hecho un montón de cosas. Estoy haciendo mi huerto de medicina natural, con plantas medicinales específicamente de Chile. Haciendo algunas labores con perritos, dándoles hogar”, revela Avilés, quien se califica como “agradecida” por las experiencias que le ha dejado la vida.

No te puedo decir que hoy día soy una persona perfecta y no paso rabias (…) Pero estoy más cerca de la felicidad y la paz”, reconoce esta mujer, quien se ha dedicado al estudio de medicinas alternativas como la bioprogramación chamánica. “Te enseña a manejar ese 99% que está bajo el agua, dormido, de cada persona. En el fondo, que no conoce”, detalla sobre esta práctica.

Sobre su paso por “MasterChef Chile”, donde es recordada por su controversial participación, es honesta. “A mí no me benefició para nada el programa. Fue una experiencia y he aprendido, como parte de mi vida, pero si tú me dices si me benefició en algún término económico, emocional, en ese momento, para nada”, asegura.

Paula Avilés reconoce que la rabia que tenía en ese momento, producto de diversos problemas personales, marcó su paso por el show gastronómico. “Al final lo que te pasa internamente es el espejo de lo que pasa afuera también. Todos somos espejos, uno del otro”, recalca Paula, quien sigue teniendo comunicación con algunos de sus ex compañeros del programa.

 

Yo mantengo mucha relación con la Lole, la Annelore (Baumann). Con la Lole siempre estamos conversando, yo he ido a su casa en Temuco, ella ha venido a mi casa. Ella conoce a mi hijo, yo conozco al suyo. Tenemos cosas que nos unen harto”, cuenta, agregando que también mantiene un buen vínculo con Alejandra Orellana y Daniela Castro, entre otros.