Entretención

Tras acusación de abuso

Iván Cabrera acusó un "pacto con el diablo" de su ex: "Te puse de ofrenda"

Me gusta esta nota

El bailarín Iván Cabrera se refirió a la desmentida acusación en su contra formulada por su ex pareja, Antonella Muñoz, quien lo sindicó como responsable de presuntos abusos y de obligarla a consumir drogas.

 

En conversación con un espacio de Radio Agricultura, el "Potro" entregó su versión de los hechos respecto a la grave denuncia falsa, la cual motivó que se autodenunciara ante la PDI.

 

Cabrera manifestó que, tras los dichos de su ex novia, "no podía creer lo que ella dijo", y sostuvo que "me acusó de hacerle cosas que nunca hice y mientras veía la entrevista en mi mente pensaba cómo iba a repercutir esto".

 

Intentó atentar contra su vida

 

En ese mismo plano, el "Potro" recordó que debió ayudar a su ex cuando ella se fue a trabajar en un bar en Argentina, donde se vio en problemas de consumo de drogas. En ese plano, afirmó que le envió dinero para que volviera a nuestro país, hecho al que siguió un presunto "pacto con el diablo" en contra del bailarín.

 

"Dos días después Antonella me llama con voz de angustia y me dice: Hice algo terrible, hice un pacto con el diablo (…) Y te puse de ofrenda a ti, perdóname", fue la declaración de Iván Cabrera.

 

Tras la acusación, Iván Cabrera fue suspendido de su participación en "Aquí se Baila", y manifestó que aquella era la intención de Mareco al momento de acusarlo. No obstante, el asunto escaló al punto en que el "Potro" consideró atentar contra su vida.

 

"Ella solo quería que a mi me echasen del programa (…) Incluso pensé en quitarme la vida aunque siempre encontraba que era un acto cobarde (…) Me encerré en mi pieza y me intenté ahorcar con mi cinturón pero después pensé en mis hijos y en mi familia", señaló al referido medio.

 

 

Cabe recordar que el ex Yingo se autodenunció ante la policía civil y su abogado, Mario Jorquera, anticipó que gracias a este proceso "será la Fiscalía la que investigará, y con ello mi representado se allana a que le incauten su teléfono, registren su casa o sus redes sociales".

 

"Esta situación desestabiliza a cualquier persona, mi representado tiene que probar que no fue. Se generó una situación mediática que responsabilizó a mi representado, y que lo condenó, sin que exista ningún tipo de prueba que diga que estos hechos ocurrieron", agregó el jurista.

 

Descubre la nueva Señal 13E