Entretención

A cualquiera le puede pasar

Enfermero impacta al mundo con su cambio físico producto del coronavirus

Me gusta esta nota

Mike Schultz bajó 23 kilos luego de estar un mes inconsciente a raíz del COVID-19. Esto tras contagiarse en una fiesta a la que asistió con su novio. Este trabajador de la salud era una persona sana y no tenía enfermedades crónicas.

Impacto mundial generaron las imágenes compartidas por un enfermero estadounidense que sufrió los duros efectos del coronavirus, el cual provocó que experimentara un radical cambio físico. Esto a raíz de las complicaciones médicas generadas por esta enfermedad, que lo tuvo varias semanas conectado a un ventilador mecánico.

Con 43 años de edad y un gran estado físico, Mike Schultz se contagió con el COVID-19 durante el Winter Party Festival, fiesta a la que asistió con su novio en marzo, antes de que se desatara la pandemia en gran parte del mundo.

Producto del virus, Schultz –quien era una persona sana y sin enfermedades crónicas- ingresó a un recinto médico producto de sus síntomas el 16 de marzo, día en el que inmediatamente quedó internado.

De hecho, tuvo que ser conectado a un respirador artificial, llegando a estar inconsciente durante más de un mes a raíz del coronavirus. Hace pocos días fue dado de alta, ocasión que aprovechó para compartir en sus redes sociales el cambio que provocó en él esta enfermedad: perdió 23 kilos y ahora busca recuperar capacidad pulmonar, la cual se vio sumamente afectada.

En declaraciones entregadas a Buzzfeed, Mike informó que compartió su antes y después para dejar en claro lo peligroso del virus. “Quería mostrar que le puede pasar a cualquiera. No importa si eres joven o viejo, si tienes condiciones preexistentes o no. Puede afectarte”, manifestó este profesional de la salud.

Descubre la nueva Señal 13E