De Tú a Tú
Recordó momentos de su vida

Pancho Saavedra mostró la casa de su infancia en Curicó

Por: Coni González
Compartir Facebook Twitter Whatsapp

En De Tú a Tú Martín Cárcamo llegó a la casa de los abuelos del querido animador Pancho Saavedra en Curicó para revivir toda su infancia.

Francisco Saavedra, el animador del exitoso programa “Lugares que hablan”, mostró el hogar que guarda sus recuerdos de infancia. Martín Cárcamo entró a la casa donde se crio Pancho para revivir junto a él toda su infancia y, mientras realizaban el recorrido, él le contó que es hijo ilustre de Curicó y que incluso hay una plaza en su nombre.

Pancho Saavedra
Pancho Saavedra

“Toda mi vida está hecha en este lugar”, dijo Pancho y comenzó a mostrar diferentes objetos decorativos. En un momento mostró una gan mesa de comedor que es el fiel reflejo de que su familia es numerosa.

Mientras Martín va recorriendo la casa, Pancho le contó a Martín que no le fue muy bien en el colegio, que su abuela lo obligaba a ir a misa y que tuvo una formación católica en su colegio.

“Era regalón, desordenado y lo otro que me gustaba mucho era que veía mucha televisión”, recordó el conductor. Al respecto, contó que era fanático de las teleseries de Canal 13 e incluso confesó que tras la salida de Carolina Arregui del canal él llamó a larga distancia desde Curicó para reclamar.

Pancho Saavedra
Pancho Saavedra

Los recuerdos de infancia de Pancho Saavedra

Al entrar a la cocina de la casa lo primero que llama la atención es una antigua radio de los años 50-60 que, a pesar de los años, sigue funcionando.  En aquel rincón de la casa, Pancho le contó a Martín lo importante que fue su nana Luchi durante su infancia, una mujer que considera como su segunda madre.

Pancho Saavedra
Pancho Saavedra

Pancho le mandaba postales de viaje a su nana, de hecho, junto a Martín revisaron una que le envió cuando fue por primera vez a mochilear.

“La nana estuvo como 55 (años) ella no se quería ir. Yo creo que al final de su vida la nana Luchi ya tenía algunos problemas de salud y era como 'chuta, es que tiene que irse a su casa, tiene que descansar con su familia''", recordó Pancho al mencionar lo importante que fue su nana Luchi para su familia.

“Yo me crie rodeado de mucho amor por eso creo que maduré muy tarde, porque fui muy consentido, fui muy regaloneado y estuve siempre en una burbuja”, reflexionó. “Cuando uno se manda cóndoros a los 33 años es porque efectivamente me tocó madurar muy tarde”, agregó.

Pancho Saavedra
Pancho Saavedra

Una infancia rodeado de amor

Luego, Martín le mostró un saludo de María Ivonne, la hija de su nana Luchi, provocando que el animador se emocionara hasta las lágrimas, sobre todo al recordar que se encontraba de viaje cuando murió.

"Su hija me había llamado por teléfono porque necesitaban una silla de ruedas y yo le dije que estaba en Estados Unidos, que llegando a Chile yo iba a hacer todo por conseguirle inmediatamente una, recordó emocionado Pancho Saavedra.

Pancho Saavedra
Pancho Saavedra

Aquella vez cuando aterrizó en Chile se enteró de la partida de su nana. “Yo no llegué a tiempo, pero ella si llegó siempre a tiempo”, dijo el animador. El animador manifestó con emoción que las enseñanzas, el amor y la entrega de su nana Luchi significaron mucho para él.

Finalmente, ambos animadores de Canal 13 subieron las escaleras para conocer la pieza de Pancho de hace 40 años, pero antes pasan a la pieza de su difunta tía Violeta, con quien tuvo una estrecha relación. Era su confidente y compañera.

“Para mí es súper marcadora la muerte de la tía Viole porque el día en que murió fue el día en que se acabó ‘Alfombra Roja’ y fue el día en que yo empecé a grabar ‘Lugares que hablan’ (…) Yo la amaba, tu cachai que tuve un videoclub con ella”, contó Pancho Saavedra y recordó cómo fue aquel negocio que hicieron juntos.

Pancho Saavedra
Pancho Saavedra

Francisco y Martín recordaron otras importantes anécdotas y mostró algunas fotografías familiares.

Vuelve a revivir este momento.

 

Ver Video

Programas

Ver más

Red 13