Bienvenidos

Increíble Testimonio

Kinesiólogo que trabaja como voluntario lucha para que su hija pueda caminar

Me gusta esta nota

David Azorín es kinesiólogo de profesión, tiene la especialidad de discapacidad infanto-juvenil en el Hospital Pedro Aguirre Cerda y actualmente trabaja como voluntario en el Hospital del Torax para ayudar en la rehabilitación de las personas que han sido intubadas debido al covid-19.

El joven kinesiólogo nos contó de la tremenda experiencia que ha sido trabajar en el Hospital del Torax y aportar como profesional a las personas que más lo necesitan, nos contó que la principio fue difícil que sintió ansiedad y nerviosismo, pero que ha logrado superar. 

Además de esta hermosa labor voluntaria, David y su esposa Patricia Varas adoptaron a una pequeña niña, Isabelita, que nación con una parálisis cerebral que le produjo un daño motor en sus extremidades, él la conoció en junio de 2016 mientras trabajaba en el hospital, ella estuvo en situación de abandono, durante 7 meses y nadie la fue a ver, fue entonces cuando David y su esposa tomaron la decisión de cuidarla mientras iniciaban los trámites de adopción, él se preocupa todos los días de ayudarla con sus ejercicios y su evolución ha sido impresionante.

En enero de este año, luego de ser casi tres años siendo familia de acogido, les otorgaron la adopción de manera legal y tiene sus apellidos, tres meses después de ese hecho, Patricia quedó embarazada de su primer hijo biológico, Isabelita ahora será la hermana mayor.

Ver video


Capítulos completos