Bailando por un sueño

Nos trae su Michu Michu

Gerardo relata por qué aceptó sumarse a “Bailando por un sueño”

Me gusta esta nota

Este cantante ecuatoriano vive en Estados Unidos y decidió desafiarse al decir que sí a la propuesta de participar en esta gran competencia.

Se hizo famoso a principio de los ’90 por el tema “Rico suave” y luego tuvo un cambio en su vida, transformándose en pastor. Gerardo ahora regresa con todo como parte del programa “Bailando por un sueño”, donde será uno de los participantes.

En diálogo con el diario “La cuarta”, este artista ecuatoriano, que vive actualmente en Estados Unidos, contó por qué aceptó sumarse a este proyecto, el cual lo obliga a dejar su hogar y su familia por un tiempo.

Me había contactado a través de Instagram uno de los productores, y te digo que era un poco difícil, porque yo vivo en Kentucky (sureste de EE.UU.). Trabajo en la música, pero al mismo tiempo tengo una iglesia, soy pastor. Entonces, viajar por un tiempo era complejo, pero un día le comenté a los chicos de la iglesia sobre esta invitación y me dijeron ‘pastor vaya, aquí nos arreglamos’”, aseguró el también actor.

Este intérprete aseguró que conoce “bastante” de Chile. “Lo que más recuerdo es la comida. Ya les dije a mis amigos que cuando baje del avión me lleven al Mercado Central a comer centolla. Yo soy fanático de los mariscos, son mi debilidad”, reveló.

Sobre sus expectativas para la competencia, es honesto. “Siempre ha sido mi fuerte (el baile), comencé mi carrera como actor y rapero, pero antes de eso fui bailarín, gané un concurso en Estados Unidos donde participaban todos los estados y yo representaba a California. De todas maneras, ahora me estoy preparando, hay músculos que ya no se mueven como antes”, destacó.

Gerardo bailará con Daniela Díaz, quien ha participado en varios programas. Además, su coach será Jazz Torres, conocida coreógrafa y bailarina que ha sido parte de espacios como “Rojo” en sus últimas temporadas.

Lo que más me gusta es que mi coreógrafa es bien juvenil, además yo soy de un estilo bien callejero y ella se especializa en eso. Cuando me diga que voy a bailar clásico, ahí veremos qué pasa”, indicó este ecuatoriano, quien luchará por el Centro Deportivo Juan Cerda, Danza y Salud, academia de Conchalí que tiene como objetivo acercar las actividades deportivas y recreativas a sectores que se encuentran en riesgo por el narcotráfico.

De hecho, esa es una de las principales motivaciones de Gerardo para ser parte de nuestro estelar. “Soy pastor aquí en Kentucky y el área donde está mi iglesia ha pasado muchas tristezas por la droga. Por eso tengo un compromiso muy grande con aquellos que viven esa situación (…) Mi deber como pastor también es levantarlos espiritualmente y darles esperanzas de que hay más oportunidades. Entonces, cuando me dijeron que había este centro en Chile, quise ayudar”, confesó.



Más de Bailando por un sueño

También te puede interesar