Aquí somos todos

Testimonio

Álvaro Vallejo superó el Covid y nos entregó un potente mensaje

Me gusta esta nota

A principios de este año conocimos el testimonio de Álvaro Vallejo, un hombre de 50 años que contrajo el Covid y nos compartió su experiencia.

En mayo pasado pudimos conocer a través de las pantallas de Bienvenidos el caso de Álvaro Vallejo, un hombre de 50 años que se infectó con el virus, estuvo 16 días internado en un centro asistencial recuperándose.

El testimonio de Álvaro Vallejo

En conversación en Facebook Live de Canal 13, Álvaro nos contó su experiencia “no fue grata, no lo pasé bien, me replanteé muchas cosas como ser humano, la importancia de algunas cosas que sí lo eran de las que no.”

Álvaro Vallejo

Luego hizo una reflexión: “El mensaje que le puedo dar a dar a la gente es que entiendan que esto no es un montaje, piensen que hoy día, mañana y pasado mañana, va a morir gente que no debiera morir, entonces la idea es cuidarnos, es entender de que esto no es una enfermedad común, es una enfermedad que debemos tratarla entre todos.”  

También agregó que lo que se debe hacer es “entender que la única manera es aportar como a mí me corresponde es simple y llanamente ser responsable, ser empático, dar gracias por lo que tenemos y lo más importante que tenemos hoy día es nuestra vida.”

Álvaro Vallejo estuvo 16 días internado y 50 días en cama en recuperación debido a las dificultades respiratorias que le dejó la enfermedad, pero hizo los ejercicios, tomó sus medicamentos y logró recuperarse y salir adelante. Debido a los contactos estrechos, toda su familia se contagió de Covid “me impactó lo tremendamente contagioso que es” destacó.

De esta experiencia Álvaro aprendió “que la vida es muy frágil, que un día podemos estar y al otro día podemos no estar, que hay cosas que son más importantes que tener hijos, los hijos, la familia, los afectos, el contacto físico que tú lo pierdes con la enfermedad.”

Por último, entregó un mensaje para reflexionar “miren con respeto y amor a su familia, miren a sus padres, a sus hijos a sus abuelos y pregúntense si quieren seguir conservándolos o van a contribuir para que se vayan prontamente.”

 

 



Capítulos completos