Aquí somos todos

24 de Noviembre

Aquí somos todos / Capítulo 160

Me gusta esta nota

Este capítulo de “Aquí Somos Todos” estuvo marcado por dos casos bien particulares. En primera instancia, vecinos de Buin se reunieron para protestar por la tardanza en la entrega de sus viviendas. Mientras que la segunda historia nos mostró como un profesor de fútbol de Quilpué trabajó incansablemente para poder salvar la navidad de sus alumnos. 

 

Los vecinos de Alfredo Baria con la Calle Bajos de Matte en Buin, viven una compleja situación, ya que denuncian que llevan más de un año esperando la entrega de sus viviendas. 

Matías Vega estuvo en el sector, donde se realizó una protesta exigiendo respuestas. Según una de las vecinas “desde la Municipalidad no nos dan explicaciones, solo nos dicen que las casas tienen defectos, pero no dicen si son muy graves, si son leves, no nos dicen nada. Además, una tiene que ir para allá para que nos digan algo”.

Además, Nelly Rodriguéz, una mujer mayor que vive de allegada en un pequeño departamento con seis personas más y que también está esperando la entrega de su vivienda, manifestó que “queremos pasar la Navidad en nuestras casas, porque es demasiada la humillación que han hecho, han jugado con nuestros sentimientos, porque en cada momento nos dicen que nos van a entregar nuestras casas y nunca sucede”.

Aquí Somos Todos llega a Quilpué

Por otro lado, Max Collao viajó hasta Quilpué para conocer la historia de Don Miguel Godoy, quien a sus 54 años creó la escuela de fútbol “Un Sueño para un Niño”, con la intención de convertir su pasión en solidaridad enfocada en los más pequeños. 

Una de las principales problemáticas de Miguel era no poder cumplir con la fiesta de navidad para sus alumnos, producto a la falta de ingresos. 

“El sueño de un niño se ve en peligro, se ve en peligro el regalito de navidad, sus cositas, porque yo los veo cuando ellos se van contentos con su regalo, con su balón de fútbol y bolsita de dulces y algunos me dicen ‘tío este va a ser mi regalo de navidad’, pero ahora está en peligro”, confesó el dueño de la Escuela. 

Sin embargo, en Aquí Somos Todos plantearon la misión de recolectar 150 balones de fútbol, objetivo que lograron cumplir con total éxito, de hecho superaron la meta gracias a las diversas donaciones realizadas, que además incluyeron otros elementos deportivos.

 
Ver video


Capítulos completos