Aquí somos todos

23 de noviembre

Aquí somos todos / Capítulo 159

Me gusta esta nota

Vecinos cansados de las fiestas en el barrio y una escuela que necesita apoyo tecnológico son las historias que nos activan por completo en este capítulo de “Aquí Somos Todos”.

Plaza Ñuñoa está el centro de la polémica. Vecinos del sector denuncian  fiestas clandestinas con personas que no mantienen ningún cuidado con el uso de mascarillas, además de la venta ilegal de alcohol y de drogas que se llevaría a cabo en el sector.

Esta irregular situación, que está ocurriendo de lunes a lunes, tiene a los habitantes del sector muy preocupados ya el descontrol aparentemente se tomó el conocido espacio de la comuna.

“Necesitamos una solución a la brevedad, porque acá hay niños, adultos mayores, hay personas enfermas que estamos desde el estallido social, o sea, más de un año, de lunes a domingo sin poder dormir” asegura María Teresa, vecina del lugar.

Aquí somos todos

En este contexto, los habitantes del lugar piden mayor seguridad para sus hogares y a través de nuestro programa, hacen un llamado al alcalde de Ñuñoa para que tome atención al problema y pueda brindarles una solución al respecto.

Clarisa Muñoz en tanto se trasladó hasta la comuna de San Joaquín, se trasladó hasta el Colegio Jorge Otte, una escuela de sordos que entrega a los niños las herramientas y técnicas que necesitan para poder comunicarse de mejor manera con los demás.

“Somos un colegio donde la primera lengua es la lengua de señas, qué es de la comunidad, y la segunda lengua es el español de Chile”, asegura una de las integrantes del colegio.

En este recinto estudian 104 alumnos, quienes intentan romper las barreras del lenguaje.  Para ayudarlos en su día a día, ellos requieren de un importante apoyo tecnológico por el cual nos activamos para que puedan salir adelante.

¡Revive este capítulo de Aquí Somos Todos!

Ver video


Capítulos completos