Sony cobraba a las compañías por implementar el crossplay en PlayStation

Compartir
Documentos filtrados de Epic confirman que deben pagar “compensaciones”.

El día de ayer se hicieron públicos una serie de documentos internos de diferentes compañías de videojuegos que acuden a la disputa de Tribunales entre Epic Games y Apple.

Algunos de estos informes tienen información muy relevante, como el análisis del equipo directivo de Xbox sobre The Last of Us Parte 2 o esta información, en la que Sony exigió el pago de un “royalty” o “regalía” de parte de Epic Games cuando habilitaron el crossplay de Fortnite en PlayStation 4.

Sony es la única compañía que cobra a los estudios por implementar crossplay

Recordemos que por allá en el año 2018, Sony le negó el juego cruzado entre plataformas a Fornite en su consola PS4 durante bastantes meses, teniendo que llegar al punto de que Epic Games tuvo que pedirle el crossplay a Sony. “No puedo pensar en ningún escenario en el que Epic no consiga lo que quiere”, dijo Joe Kreiner, vicepresidente de desarrollo de la empresa norteamericana cuando estaban trabajando para lograr habilitar esta medida.

Lo que no esperaba Sony es el vuelco total del caso; “a la larga Fornite se convirtió en el juego más grande de PlayStation”, por lo que Kreiner le propuso a Sony anunciar esta funcionalidad como colaboración para así los japoneses quedaran “cómo los héroes”, según se puede leer en los documentos.

Tanto es así, que Epic Games le ofreció a PlayStation acompañarlos en su presentación en el E3 2018 y añadir a futuro personajes únicos y exclusivos de sus plataformas, “Vamos a hacer de esto una gran victoria para todos nosotros. Epic no va a cambiar de opinión sobre el asunto, así que vamos a ponernos de acuerdo ahora”, añadió Kreiner.

Sin embargo, desde Sony no veían el caso con el mismo positivismo; Gio Corsi, responsable de las relaciones con otras compañías y estudios por ese entonces, desechó la idea del crossplay, ya que “muchas compañías están explorando esa idea, pero ninguna de ellas ha sido capaz de explicar por qué el juego cruzado entre plataformas mejora el negocio de PlayStation”.

Todo cambió en agosto de 2019; aunque el documento no especifica exactamente cómo llegaron a este cambio de tendencia, un informe sobre las políticas respecto al juego cruzado entre plataformas reveló que esta característica si existe en las consolas PlayStation, pero Sony la tiene monetizada a cambio de los mencionados “royalties”.

Según apunta la información, Sony recibe un pago directo de las editoras y estudios por implementar esta funcionalidad de las cláusulas de ventas; si el porcentaje resultante es menor de 0,85, la desarrolladora tiene que pagar, mientras que si es superior no debe hacerlo.

Tim Sweeney, fundador de Epic Games y consejero delegado de la empresa confirmó que Sony es la única compañía que pide dinero a cambio del crossplay, y comentó que “En ciertas circunstancias, Epic tendrá que pagar ingresos adicionales a Sony. Si alguno está jugando principalmente en PlayStation pero paga en un Iphone esto tal vez genere una compensación”.

Los documentos no dejan claro como Sony está tratando el tema del crossplay en la actualidad con la llegada de su nueva consola, PlayStation 5, por lo que no podemos apresurarnos a afirmar que esto sigue ocurriendo en la actualidad.

COMENTARIOS

MÁS NOTICIAS