Rick Fox llegó a bronce después de 500 partidas

Compartir
Le costó.

Rick Fox, la estrella deportiva de NBA, ha mostrado su interés por los videojuegos probablemente más que cualquier otra celebridad. El ex deportista profesional fue el fundador de el equipo de esports Echo Fox y ha demostrado repetidas veces su amor por League of Legends. 

Hoy, mediante su Twitter, agradeció a su hijo por presentarle el juego y mostró a sus fans que había alcanzado Bronce IV. Él mismo confesó que comenzó a jugar para potenciar la relación con su hijo, pero 223 victorias y 297 derrotas después, creemos que Rick Fox de verdad estaba disfrutando del juego. 

Esta historia de superación luego de 500 juegos es inspiradora y nos deja como enseñanza que siempre hay alguien a quien le cueste más subir de división. 

 

 

 

COMENTARIOS


MÁS NOTICIAS

Estos serán los casters y analistas de la LLA

INSTAGRAM

Streamer termina Dark Souls sin recibir daño y rompe récord

Puedes jugar todos los Half-Life gratis hasta marzo

Dying Light 2 sufre retraso indefinido