Análisis: The Last of Us Parte 2, un juego que pudo ser perfecto

Compartir
Después de 10 días desde su lanzamiento y luego de haber revisado cada una de sus partes, les dejamos el análisis de uno de los juegos más esperados y comentados del último tiempo.

ESTE ANÁLISIS CONTIENE SPOILERS. SI NO QUIERES ENTERARTE DE MUCHOS DETALLES DEL JUEGO, POR FAVOR NO SIGAS LEYENDO.

Cuando Joel Miller escapa del Hospital Saint Mary junto a una Ellie inconsciente, evitando que los Luciérnagas llevaran a cabo su plan para salvar a la humanidad de la pandemia (matando a Ellie de por medio), pudimos concluir que el final de la historia de The Last of Us 1 era redonda, con una aventura que se extiende por las horas justas y que tiene muy pocos puntos bajos, incluso, con un final que incluye a Joel mintiendo descaradamente a Ellie sobre su propio destino, pero que luego de todas las aventuras que pasaron juntos, era bastante justificable desde el punto de vista de Joel.

Bajo ese contexto, es que se inicia la historia de The Last Of Us Parte 2, con los mismos secretos pero varios años después y con nuevos protagonistas en la vida de nuestros entrañables Ellie y Joel.

Inevitablemente, el análisis de TLOU2 debemos dividirlo en 2 partes. Lo técnico, donde incluiremos los gráficos, el sonido, la jugabilidad, entre otros. Y la historia, donde el guión y cómo se van contando los hechos, serán el punto de enfoque.

Gráficos, jugabilidad y apartado audiovisual: De lo mejor de la PS4.

Mantuvieron la base y lo mejoraron de buena manera. En TLOU (al igual que en otros títulos de Naughty Dog), aprendimos a jugar de una forma, nos acostumbramos a las dinámicas de los personajes, desde elegir los items, crear objetos y mejorar nuestras herramientas. Encontrarse con eso, sin grandes innovaciones, nos hace comenzar a jugar a la segunda parte sin demoras, familiarizados de todo, pero maravillados de los detalles que ahora podíamos ver, tanto en los escenarios como en actividades tan básicas como la mejora de las armas y las animaciones que se incluían.

TLOU2 fue por todo, a nivel gráfico es de lo mejor que hemos visto en la PS4, los escenarios, ya sea en un día soleado como en la penumbra más absoluta y tenebrosa, logran traspasar la pantalla para meternos en el juego y tener que activar cada cierto rato el Modo Foto para guardar esos momentos únicos. Si a este apartado gráfico de los escenarios le sumamos la gran cantidad de animaciones y cinemáticas, podemos entender el trabajo que hay detrás y la calidad del producto en todo lo que tiene que ver con lo técnico.

El audio y la banda sonora, además de las canciones que Joel y Ellie tocan en guitarra (Future Days de Pearl Jam, por ejemplo), terminan por entregar un producto perfecto para cada momento del desarrollo de la historia, especialmente si tenemos un buen sistema de audio para jugar o unos buenos audífonos para una experiencia más inmersiva.

 

En el plano jugable, la experiencia es muy buena. Somos parte de un mundo semi-abierto, donde en un comienzo nuestro caballo nos permite recorrer grandes distancias de forma más rápida. La interacción con los escenarios nos ayudará a encontrar diferentes coleccionables y a entender la historia, leyendo decenas de cartas y mensajes de personas muertas que algo tenían que contar. Además, encontraremos los objetos básicos para mejorar la salud, la armas y nuestras habilidades, lo que finalmente condiciona el tiempo en que terminaremos el juego, pasando rápido por todas partes o recorriendo hasta el último rincón de los escenarios.

En ese sentido, da la sensación de que cualquiera de los 2 caminos es válido y no va a importar mucho al final de la partida. Es solo un complemento, pero no algo vital.

Además de lo que ya conocemos de TLOU, se agregaron movimientos que son claves a la hora de los enfrentamientos como esquivar ataques, algo que usaremos constantemente en los “mano a mano” con humanos e infectados. Incluso, ese agregado, podría significar que juguemos al sigilo la mayor parte del tiempo, ahorrando muchas municiones.

En este sentido, los enfrentamientos están más trabajados que en la primera versión, con mayores posibilidades para atacar y defender, con una mayor amplitud de escenarios y con enemigos que no son tan inteligentes. Si a eso le sumamos, la presencia de perros que huelen tu rastro, infectados “acechadores” que te van rodeando y aparecen de la nada, además de un par de personajes sacados de Resident Evil que son muy duros de eliminar, el panorama es bastante interesante pero no imposible.

Otro de los puntos fuertes del juego son los momentos de acción, ya sea resolviendo los problemas con sigilo como también a los balazos. Hay situaciones muy entretenidas como el escape en camioneta con Jesse destruyéndolo todo o el momento en que la isla de los “Scars” termina completamente quemada por los “Lobos”. En general, todos los enfrentamientos están muy bien resueltos (salvo el último), te mantienen tenso, sentado frente a tu mando, intentando no equivocarte, intentando no gastar muchas balas porque son escasas, intentando no llamar la atención para que no lleguen refuerzos. La esencia de TLOU se hace presente en uno de los pocos juegos que logra mezclar de buena forma el sigilo, el combate y las estrategia.

Inteligencia artificial que no convence

Donde siento que el juego queda en deuda es en los enemigos humanos (a los infectados les podemos aceptar sus deficiencias). Hay 3 grupos a los cuales nos enfrentamos: Lobos, Scars y Víboras. Los “Scars” se salen un poco de lo tradicional, son un grupo que tiene diferentes especialidades, son hábiles arqueros y al momento de enfrentarlos, sientes que todo es menos predecible dentro de lo predecible de la inteligencia artificial de los personajes.

En el caso de “Lobos” y “Víboras”, son básicamente lo mismo, no hay muchas diferencias al enfrentarlos y muestran las mismas fortalezas y debilidades, tanto en el desarrollo de la historia frente a los Lobos, como en el final de relleno frente a los “Víboras”. 

En general, el comportamiento de la IA tiene varios puntos bajos, es cosa de mirar algunos segundos como se comportan los enemigos y queda muy en claro cómo atacarlos. Por el lado de nuestros amigos o acompañantes, Dina se siente muy torpe, y en momentos de sigilo, anda dando vueltas a nuestro alrededor y dan ganas de que se quede quieta. Con Jesse, no se ve tanto ese problema y es mucho más aporte como compañero al ubicarse donde corresponde y liderar varias de las acciones de ataque. Puede haber un tema de expertise como combatiente que quisieron dejar en evidencia, pero lo de Dina es incómodo.

Por último, los infectados, que al momento de llegar a Seattle ya te están contando cuál es la variedad que hay en el menú que te van a servir (Chasqueadores, Corredores, Acechadores, Hinchados, etc.). En general, se comportan muy parecido a los de TLOU, unos son más duros que otros, algunos los puedes matar a combos o cuchillas, otros de un balazo en la cabeza, otros es mejor quemarlos y al último, una especie de “Némesis”, es mejor usar un lanzallamas que “casualmente” te encuentras al inicio de la etapa.  

Si vamos al apartado de la IA, me parece que se ve mejor reflejada en los Acechadores, ya que son los que tienen una mejor capacidad para sorprenderte y ser menos predecibles. Pese a todo, todos estos infectados siguen siendo igualmente odiosos que en la primera versión, aunque a nivel de historia no tienen ninguna relevancia.

Historia, guión y desarrollo: El gran fallo de The Last of Us 2 

El final de TLOU cerraba muy bien una historia que se convirtió en una de las favoritas de los usuarios de Playstation. Si había o no una segunda parte, daba lo mismo o tendría que tener algo muy atractivo para contarnos una historia creíble y que valga la pena. Si lo pensamos, una posible venganza de los Luciérnagas podía ser una opción, pero parecía ser muy básica para alimentar una trama que debería tener algo más de consistencia.

La historia que nos presenta The Last of Us Parte 2 es una historia oscura, densa en todo momento, es un juego triste, con situaciones y conflictos grises, de poca esperanza y con un gran componente de odio y venganza. Eso es exactamente lo que Naughty Dog quiso mostrar y lo que nos vendieron en la previa, incluso con trailers “falseados” haciendo creer que la venganza de Ellie tenía como motivación el asesinato de su novia Dina y que Joel iba ayudar en su misión.

Lamentablemente, la historia que prometía, se presentó de una manera errónea, con muchos fallos en la unión de los personajes, con algunos diálogos secundarios muy básicos, una extensión ridícula (el juego pudo durar 8-10 horas menos) y un final paupérrimo.

Las primeras 2 horas de juego. Lo mejor de la historia.

Contexto, relación quebrada entre Ellie y Joel, nuevos personajes, nueva novia, un pueblo donde se vive en relativa tranquilidad y una muestra de la rutina que viven todos los personajes. 

Una ronda de vigilancia a través de algunos sectores cercanos, Ellie y Dina salen en pareja a recorrer y limpiar la zona de infectados, la nieve cubre todo, el juego comienza a mostrar sus fortalezas gráficas y de jugabilidad, pero en la historia todo es muy adolescente. La relación amorosa de las chicas se toma esta parte, coqueteos van y vienen hasta que la relación se desata en un indoor de marihuana. Algo muy casual. Hasta ahí no pasa mucho, pero luego todo comienza a cambiar.

Pasamos a jugar con un personaje femenino que aparece de la nada y que la muestra dentro de un grupo que anda en búsqueda de algo y que está cerca de encontrarlo. Abby es el personaje, el cual guiamos a través de la nieve, eliminando algunos infectados hasta que todo colapsa y se ve acorralada. Ahí nos toca correr, salvar su vida en una especie de aventura parkour que termina con Abby siendo rescatada por Joel y su hermano Tommy, que andaban limpiando zonas pero también quedaron atrapados. 

Cuando lograr escapar de los infectados, el lugar más cercano era la casa donde Abby y sus amigos se estaban quedando. Ella amablemente los invita en medio de la locura y pareciera ser el mejor lugar para estar seguros. Una vez en el lugar, ocurre el gatillante de toda la trama de TLOU2. Joel y Tommy son golpeados, el grupo no era amistoso y se dan señales de que Joel era la persona que buscaban.

Luego de eso, volvemos a jugar con Ellie, quién se entera que Joel y Tommy andan perdidos y se encuentra con ellos en la casa de este grupo, cuando Joel está moribundo y no hay mucho que hacer. Abby le da el golpe de gracia frente a los ojos de Ellie, a la cual dejan vivir. Nuestro querido Joel ha sido asesinado de la manera más ruin posible.

Comienza la historia y los problemas

La historia de venganza de Ellie toma forma luego del asesinato de Joel. No estoy en contra de que puedan eliminar a uno de los personajes queridos de este juego y que sea el gatillante de la trama, pero me parece que la forma tuvo demasiados puntos bajos (encontrarse por azar con Abby, confiar en este grupo de desconocidos si en TLOU nunca confió en nadie, ser asesinado como un personaje más, promocionar el juego con Joel presente en el desarrollo del juego).

 

El viaje de Ellie comenzó en Seattle junto a Dina, con 2 motivaciones principales: encontrar a los que asesinaron a Joel (y matarlos, obviamente) y encontrar a Tommy que se fue solo en busca de la venganza.

Los recorridos de Ellie se comienzan a hacer un poco interminables y rebuscados: necesito bencina, el envase está en un lado, la bencina está en otro. 2 horas para todo ese show. Luego, hago funcionar un generador y llego a un Hotel que parece importante porque está marcado en el mapa y aparece en varias cartas. No hay mucha acción, solo pistas e información para ir a otro lado.

Los puntos fuertes del juego son los enfrentamientos, ya sea con sigilo o combate, eso es lo que buscamos y esa acción va apareciendo cada cierto rato. El juego tiene un ritmo de altos y bajos, como una montaña rusa. Te metiste en problemas, acción al 100% y viene un bajón en la historia, una conversación o un flashback eterno para explicarte algo muy puntual que se pudo resolver en 10 minutos.

 

Hay momentos que se hacen eternos jugando con Ellie (por ejemplo, donde tomas la lancha). Cada vez que avanzas en la historia y que todo parece levantar, hay alguna escena que te hace pausar todas las emociones. 

Cuando llevamos varias horas de juego, probablemente la mitad de la aventura, y todos los amigos del grupo de Abby están muertos, nos encontramos por fin con la asesina de Joel. En ese momento, cuando pensamos que se venía un capítulo de la historia demasiado importante, la acción se corta y pasamos a otro juego. Si, un nuevo juego, desde cero.

El tiempo retrocede 3 días y ahora somos Abby.

Los desarrolladores quieren que conozcamos la historia de Abby, el por qué mató a Joel y cómo han sido sus vivencias dentro de este mundo apocalíptico. En resumen, Abby pertenece a los Lobos, es una ex Luciérnaga y su padre, fue el médico que Joel mata para salvar a Ellie en The Last Of Us Parte 1. Esa es su motivación para ejecutar la venganza.

Abby es un personaje muy fuerte, te puedes ir a los combos con todos sin problema, tiene incluso un abanico de habilidades y mejoras mayor que Ellie, pero tienes que comenzar con ella desde cero. La segunda parte del juego ha comenzado.

Todo el capítulo de Abby se hace eterno, hay momentos totalmente innecesarios para dar a conocer sus relaciones y el cómo actúa dentro de su grupo. Conocemos su pasado, a su novio y posterior amante, la vemos del lado de los Lobos y luego traicionándolos cuando unos Scars que le salvaron la vida estaban en peligro. Abby se queda sola, solo un Scars la acompaña hacia el final del juego y las interminables horas en que jugamos con ella, se podrían haber resuelto mucho antes.

¿Qué buscaban con toda la historia de Abby? ¿empatía? ¿compasión? A mi solo me dio aburrimiento, sabiendo además, que lo único que quería era regresar a la escena del teatro donde Ellie y Abby estaban enfrentadas.

Cuando por fin regresamos al teatro, seguimos jugando con Abby y debemos asesinar a Ellie, algo que pudo ser imperdonable para algunos. A esa altura, luego de la lata de la historia de Abby, me dio lo mismo. Luego de un rato de enfrentamiento, tenemos la oportunidad de darle el golpe de gracia (a ella y su novia), pero el arrepentimiento comienza a hacer su trabajo en este final y Abby las deja vivir para irse a Santa Bárbara junto a su amigo Scars.

¿Fin del juego? Ni en pedo, como dicen los argentinos.

La última parte: dos horas innecesarias para un final decepcionante.

El final de la historia tiene una mezcla de situaciones que no hacen mejorar la experiencia.

Ellie y Dina (+ su bebé) viven felices en una casa en medio de la nada, sin resguardos contra humanos ni infectados, alejadas del ruido y de todo el mundo. Uno no sabe qué significa esto, retomamos el personaje de Ellie y damos varias vueltas por el lugar, pastoreamos ovejas, y en el fondo, vemos una familia feliz. 

Todo cambia en el momento en que aparece el “resucitado” Tommy (que en el momento del enfrentamiento entre Abby y Ellie se come un balazo en la cabeza, pero ahora está perfecto), con un mapa y las indicaciones del lugar donde estaría Abby. Tommy se va con una respuesta negativa de Ellie pero en su cabeza se encendió la luz de la venganza nuevamente. Si, tooooodo de nuevo.

Finalmente, Ellie decide ir en busca de Abby a Santa Bárbara y cerrar este capítulo de su vida de una buena vez. La asesina de Joel por su parte, busca pistas de algunos Luciérnagas que se se están reagrupando en una zona dominada por los llamados “Víboras”, un grupo que para lo único que sirve es para masacrarlos.

Abby es capturada por estos “Víboras”, mientras que Ellie se los carga a todos como buen Rambo en Vietnam o Afganistán, con la única motivación de encontrar a la persona que más odia en la vida. 

Ellie encuentra a Abby y al Scars “crucificados” en una playa, esperando la muerte. Vemos a una Abby muy débil y a Lev moribundo (si, Lev es el nombre del Scars amigo). Ellie los libera y los va a dejar escapar en una lancha. Pero su mente le recuerda que llevas 25 horas jugando y que algo tiene que hacer. 

Finalmente, Ellie amenaza a Abby con asesinar a Lev para que esta sea digna y se enfrente a ella, lo que termina en una “pelea a combos” donde Ellie estuvo a segundos de asesinar a Abby pero la dejó ir en el último instante. FIN.

Las imágenes finales muestran a Ellie sola, sin un par de dedos que perdió en la pelea con Abby y que le impiden tocar guitarra en la casa donde Dina ya no está. Seguramente, enojada y decepcionada por la ida de Ellie a Santa Bárbara, Su novia (o ex novia) abandonó el hogar y regresó al pueblo. Chao con Ellie. Por otra parte, un recuerdo con Joel nos da a entender que Ellie nunca lo perdonó pero que estaba en proceso de “algún día”, ponerse en la buena. 

Conclusiones finales

The Last of Us 2 es técnicamente brillante, convirtiéndose en uno de los mejores juegos de Playstation 4, peleando en la categoría con otros como God of War y Red Dead Redemption 2. No hay dudas de que es un cierre tremendo de la generación a nivel de gráficas, jugabilidad y la experiencia a la que te expone Naughty Dog en este título.

El apartado que me deja dudas en esta segunda parte, es la historia y cómo la fueron desarrollando. Al igual que en series como The Walking Dead, donde el mundo zombie pasa a segundo plano para dar paso al desarrollo de los conflictos humanos y sus protagonistas (y que se alarga innecesariamente también), acá el llamado inicial de la “historia de venganza” pintaba muy bien, incluso más interesante que la parte 1 de TLOU, que es una clásica historia de pandemia-apocalípsis-zombie. El problema es que esa historia de venganza se desarrolla de manera muy lenta, con puntos altos y bajos, algo que termina influyendo negativamente en la intensidad que uno pide de un juego como este, el cual se va diluyendo con las horas, dejándote siempre una sensación de querer más en ciertos momentos donde te ponen un freno.

Sobre su desenlace, hay personas que le podrán encontrar sentido (a todo en la vida le podemos dar una vuelta), pero la historia de venganza solo tuvo una ganadora, y esa es Abby, que aparte de no morir, le arruina la vida a Ellie en diferentes aspectos. El jugador que buscaba venganza por Joel, no la encontró, se tuvo que comer la mitad del juego con Abby y ni siquiera pudo celebrar el triunfo de Ellie al final.

Para terminar, solo un par de preguntas.

¿El final da para una tercera parte? Demás que sí, están todos vivos, salvo Joel.
¿Es TLOU2 el GOTY? Para mi no, pero no sería raro que se lo lleve.

 

COMENTARIOS

MÁS NOTICIAS