La sonda china Chang'E 5 encontró agua en la superficie de la Luna

Compartir
Es un hecho: hay partículas de agua helada en las rocas y el polvo que componen la superficie lunar.

El módulo chino Chang'E 5 encontró agua en la superficie lunar, lo que supone la primera detección in situ de este líquido en las rocas y polvo que componen la superficie del satélite natural, de acuerdo a la información publicada en un estudio de Science Advances.

El equipo de investigación, dirigido por el Instituto de Geología y Geofísica de la Academia China de Ciencias, observó señales de agua en los datos espectrales de reflectancia de la superficie lunar.

Hasta ahora, numerosas observaciones orbitales y mediciones de muestras realizadas en la última década han aportado pruebas de la presencia de agua (en forma de hidroxilo y/o H2O) en la Luna, sin embargo, nunca se habían realizado mediciones en su superficie.

El módulo Chang'E 5 alunizó en diciembre de 2020 en Mons Rümker, en el Oceanus Procellarum, en la cara visible de la Luna, uno de los basaltos marinos más jóvenes, ubicado en una latitud media-alta de la Luna. Su misión era tomar muestras, en total 1.731 kilos, y traerlas a la Tierra, lo que hizo ese mismo mes.

Aunque dejó de estar operativo hace mucho tiempo por la falta de una unidad de isótopos que la protegiera de las bajas temperaturas, las muestras que envió a la Tierra siguen dando importantes datos científicos.

Antes de tomar las muestras, el espectrómetro mineralógico lunar (LMS) a bordo del módulo de aterrizaje realizó mediciones de reflectancia espectral del regolito y de una roca, proporcionando así la oportunidad de detectar agua en la superficie lunar.

Este análisis reveló que el suelo lunar del lugar de aterrizaje contiene menos de 120 partes por millón de agua, lo que coincide con el análisis preliminar de las muestras devueltas de Chang’E-5, indicó la Academia China de Ciencias en un comunicado.

El hallazgo es importante no solo por confirmar la presencia de agua de manera inequívoca en la Luna (algo crucial de cara a futuras misiones tripuladas a la Luna o construcción de bases permanentes ahí), sino que también hay oxígeno e hidrógeno que pueden usarse para producir aire para respirar.

Además, confirma que no solo hay agua en los polos del satélite, que es lo que se creía hasta ahora, sino que las zonas ecuatoriales también tienen agua infiltrada en la roca, aunque sea en un porcentaje muy pequeño.

Descubre la nueva Señal 13Teleseries

COMENTARIOS