La NASA impactará un asteroide para evitar que choque con la Tierra

Compartir
La misión DART comenzará el mes de noviembre.

La NASA se encuentra en su fase final de pruebas para el redireccionamiento del asteroide Didymos con la nave DART, con el fin de modificar la velocidad y trayectoria para prevenir el impacto de la Tierra con un objeto peligroso.

Cabe destacar que se trata de una prueba técnica para comprobar la efectividad de estas tecnologías y no hay una amenaza real de impacto para nuestro planeta.

DART es el primer intento de la NASA y la defensa planetaria para poner a prueba real el dispositivo de impactador cinético que puede cambiar considerablemente el movimiento de un asteroide en el espacio.

Una particularidad de este cuerpo celeste es su cuerpo binario; Didymos está constituido por dos cuerpos, uno principal de unos 780 metros de ancho y otro secundario que tiene un tamaño aproximado de 160 metros. Este último es el objetivo principal a desviar, ya que es del tamaño de los asteroides que representan una amenaza potencial para el planeta.

Al impactar, la nave DART podría desviar el objeto celeste, chocando con él a una velocidad de 6,6 km/s. Pese a contar con un sofisticado software de navegación autónoma, cuenta con una cámara asistente a bordo llamada DRACO, que servirá para solucionar cualquier problema manual sobre la marcha.

La web oficial de la NASA revela que el lanzamiento de la nave espacial DART comenzará este 24 de noviembre a bordo del cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX, desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California.

Tras el despegue y luego de más de un año de trayectoria en velocidad crucero, se espera que DART intercepte a Didymos a finales de septiembre del 2022, cuando el cuerpo esté a 11 millones de kilómetros de la Tierra.

Descubre la nueva Señal 13E

COMENTARIOS