El extraño caso de la paciente argentina que se curó del VIH sin tratamiento

Compartir
La inmunidad natural de la mujer sorprendió a la comunidad científica.

Un caso extremadamente raro es el que fue detectado en una mujer anónima de Argentina, que ha sido identificada como la segunda persona en toda la historia de la humanidad cuyo sistema inmunitario podría haberla curado del Virus de la Inmunodeficiencia Humana, más conocido como VIH.

A diferencia de otros pacientes que se han hecho conocidos en titulares por haber superado esta infección, la paciente argentina conocida como “la paciente de la Esperanza”, nunca recibió un tratamiento de trasplante de células madre.

Tenía 30 años cuando fue diagnosticada por primera vez con el VIH-1 en el año 2013, pero tras ocho años de controles de seguimiento y un total de 10 pruebas de carga viral, nunca tuvo algún signo de que el virus estuviera activo en su cuerpo, ni tampoco evidencias de enfermedades asociadas.

En el caso de la paciente argentina, los científicos precisaron que no encontraron genomas intactos del VIH tras analizar más de 1.190 millones de células de sangre y 500 millones de tejidos.

“Disfruto de estar sana”, dijo la paciente a la NBC, que prefirió mantener su identidad en el anonimato debido a la estigmatización que existe con el VIH. “Tengo una familia sana. No tengo que medicarme y vivo como si no hubiera pasado nada. Esto es un privilegio”, agregó.

La paciente de Esperanza es una "controladora de élite", un término utilizado por los investigadores para identificar a aquellos raros sujetos seropositivos que han estado viviendo sin tomar la terapia antirretroviral (TAR), que es el tratamiento para el VIH. La mujer ha vivido sin TAR durante los últimos ocho años.

“Esto es realmente el milagro del sistema inmunológico humano que lo hizo”, dijo el doctor Xu Yu, un inmunólogo viral en el Instituto Ragon en Boston, que en colaboración con la doctora Natalia Laufer, médico científico en el Instituto INBIRS en Buenos Aires, Argentina, quién dirigió la búsqueda exhaustiva de cualquier muestra de VIH viable en el cuerpo de la mujer.

La otra paciente que se curó de manera milagrosa de este virus fue Loreen Willenberg, mujer de 67 años, quién también habría logrado de forma natural lo que describen como una “cura esterilizante”.

Actualmente, cerca de 38 millones de personas viven con la infección del VIH en todo el mundo. En caso de no tratarse, puede desencadenar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA, que cada año mata a cerca de 700 mil personas a nivel mundial.

 

Descubre la nueva Señal 13E

COMENTARIOS