Ecoansiedad: El miedo al desastre crónico ambiental

Compartir
Estamos en un mundo que peligra, un desastre ambiental parece inminente y esto acompleja a muchas personas a tal punto de generarles ansiedad.

El mundo está en peligro, no es una broma de mal gusto. Autoridades medioambientales lo han dicho hasta el hastío, no es viable un mundo con este ritmo, pero al parecer, ya es tarde. Estamos a punto de caer en un catastrófe ambiental.

De acuerdo a un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha responsabilizado a los seres humanos de que el cambio climático esté afectando a todas las regiones habitadas del mundo y provocando que los fenómenos meteorológicos extremos, como olas de calor, fuertes precipitaciones, sequías y ciclones tropicales, se vuelvan más frecuentes.

ambiental

De seguro estás al tanto de los gigantescos incendios que azotan a Grecia, los bomberos siguen luchando por octavo día consecutivo para tratar de salvar la segunda isla más grande del país, Eubea, a 200 km al este de Atenas, donde los pueblos son asediados por las llamas obligando a miles de personas a huir.

Si todo esto te genera ansiedad, no estás solo. En 2017, la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) y el grupo climático sin fines de lucro ecoAmerica, crearon el término “eco ansiedad”, que se define como el miedo crónico a la ruina medioambiental. El término ha ido tomando fuerza y si bien no es un diagnóstico clínico, es totalmente real. 

ambiental

El miedo a un desastre ambiental

Existe una preocupación y angustia de ser testigos de una catástrofe ambiental, si es que ya no estamos en una. Las olas de calor que afectan a Europa,  derretimiento de glaciares en los polos, así como las inundaciones en China son muestras de que el mundo viene dando una señal hace tiempo, y tal vez ya es tarde para dar vuelta esta lucha. 

Dos tercios de los adultos según un estudio en  Estados Unidos de la APA reconocieron sentir al menos un poco de ansiedad ecológica, y casi la mitad de los menores de 34 años señalaron que el estrés por el cambio climático los afecta todos los días. 

En entrevista con La Tercera, Maisa Rojas, académica del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile y directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 comento que “es parte de las reacciones humanas al ver que se hace pocos años hablábamos del cambio climático como algo del futuro, algo que le iba a ocurrir a los osos polares, pero ahora lo estamos viviendo cada uno en nuestras propias vidas y se ve en todas las regiones del mundo, y será distinto según en la región en que se vive, pero todos estamos presenciando ante nuestros ojos el cambio climático”.

Maisa fue parte del equipo de 230 investigadores que trabajaron durante tres años en el reporte de IPCC. El cambio climático es un problema serio, probablemente el más serio que afronta el mundo actualmente, pero los ojos están puestos en otros focos. Lo positivo es que mayor gente va tomando conciencia al respecto y esto obligaría a las autoridades a tomar medidas serias en el asunto.

“La eco ansiedad nace de la identidad que tienen las personas en su relación con la naturaleza y el mundo natural, al igual que su identidad cultural o su identidad de género o su identidad étnica”, indica el Dr. Thomas Doherty, psicólogo clínico y ambiental que estudia los impactos del cambio climático en la salud mental. En un artículo de 2011 del Dr. Doherty The Psychological Impacts of Global Climate Change, Doherty indica que va en aumento la conciencia ambiental respecto al cambio climático. Valora el sentido de identidad ambiental de los pueblos indígenas “muy bien desarrollado basado en su cultura, sus valores y su espiritualidad, pero las personas en una especie de mundo normal, también tienen varios tipos de identidades ambientales”

Agrega que “Nos ponemos ansiosos o tenemos dolor porque tenemos cosas que valoramos que están amenazadas, ya sea personalmente o cosas que valoramos amenazadas o somos testigos de esto, y luego nos hace tener estas emociones”.

 

Descubre la nueva Señal 13E

COMENTARIOS