Conoce la historia de Boriska Kipriyanovich: El niño ruso que asegura ser de Marte

Compartir
Aportó algunos datos que fueron confirmados más de 20 años después.

En 1996 nació un niño ruso llamado Boriska Kipriyanovich, quién saltó rápidamente al mundo mediático tras asegurar haber vivido en el planeta Marte y autodenominarse como un pequeño índigo. 

El joven enfatizó que no es el único ser humano en haber vivido fuera de la Tierra, aunque otros “ocultan su identidad”, pues relató que su planeta de origen vivió una guerra nuclear que terminó con gran parte de la población, aunque algunos quedaron vivos como él, quienes vinieron a nuestro planeta a evitar que ocurra la misma destrucción.

Boriska aprendió a leer a los dos años de edad y fue considerado como un niño índigo por la desarrollada inteligencia que poseía a su corto tiempo de vida, mostrando conocimientos avanzados en materia de astrofísica y astronomía.

A sus tres años ya hablaba sobre el posicionamiento de los planetas y algunos misterios del universo, pero cuando se hizo conocido fue luego de afirmar haber vivido en Marte y tener recuerdos sobre su experiencia en el planeta rojo.

El niño mencionó que su llegada a la Tierra fue por medio de la reencarnación, algo que rápidamente fue tomado como una broma por los entrevistadores al creer que la información entregada por el menor era producto de su imaginación. Sin embargo, con el paso de los años y estudios sobre Marte, se ha demostrado que el relato de Boriska era bastante real.

Pese a no poder comprobarse que el niño efectivamente vivió en Marte en su vida pasada, el joven ha comentado que cuando vivía en el planeta rojo visitaba la Tierra junto a sus compañeros por medio de viajes comandados por la Fuerza Aérea marciana, agregando que la Tierra contaba con un continente llamado “Lemuria”.

Años más tarde se descubriría que este contintente existió en algún punto del Océano Pacífico.

¿Su paradero actual?

A día de hoy los periodistas rusos siguen buscando a Boriska sin éxito. No han tenido acceso a la ubicación del menor ni de su madre, surgiendo rumores de una desaparición forzada o un trabajo de control por parte de las autoridades rusas que tienen completamente desaparecido al joven que hoy tendría 25 años de edad.

Descubre la nueva Señal 13T

COMENTARIOS