Lugares que Hablan

También ayudó a capturar llamo

Pancho Saavedra se emociona con historias de los habitantes de Taira

Me gusta esta nota

Pancho Saavedra visitó el alero de Taira para conocer un gran tesoro escondido. Conoció la vida de sus habitantes y ayudó a alimentar a las llamas.

 

Este sábado 18 de septiembre se emitió el segundo capítulo de la nueva temporada de Lugares que hablan por las pantallas de Canal 13. En un capítulo de larga duración, Pancho Saavedra visitó la Región de Antofagasta para conocer el valle Alto del Loa y subir la cumbre del volcán Poruña, el más pequeño de Chile.

Además, con una familia originaria del lugar conoció los rincones del valle para conocer las tradiciones que se mantienen al ritmo de la naturaleza desértica. Asimismo, en Taira, el equipo del programa se encontrará con la comunidad que habita este territorio donde se encuentra el gran tesoro escondido de este valle: las pictografías de Taira.

 

Pancho Saavedra estuvo en el alero de Taira

 

Pancho Saavedra conoce historias

Luego de visitar las localidades de Cupo, Ollagüe y Armincha, el equipo de Lugares que hablan llegó hasta el alero de Taira. Ahí, se reunieron con Romualda Galleguillos, quien trabaja con llamas y que en ese entonces necesitaba ir a buscar un macho para asegurar una buena reproducción de su ganado.

Pancho la acompañó y conoció a 80 de estos animales. Ayudó a capturar al llamo y a bendecirlo según el rito religioso indígena de los habitantes.

Mientras esperaba a que el pasto estuviera listo para alimentar a estos camélidos, conoció la historia de Maria Yáñez, quien le habló de que fue alcohólica durante dos años de su vida, y desde entonces le habían recomendado no ir a su pueblo por las celebraciones con alcohol.

 

Pancho Saavedra estuvo en el alero de Taira

 

Asimismo, la señora Julia Yáñez, habitante de Taira que nunca se alejó de sus tierras, se emocionó al ver a Pancho Saavedra frente a ella. “Me emociona tenerlo a usted acá, (...). Yo lo conocía por la tele”, dijo la mujer, a lo que Pancho la abrazó y le dio las gracias. Se emocionó él también por el hecho de que sea importante para ella.

Luego de este momento, el conductor de  Lugares que hablan gritó para alertar a las llamas de que su pasto estaba listo: "¡Está lista la comida!"

Revisa aquí este momento de Lugares que Hablan.

 
Descubre la nueva Señal 13E


Capítulos completos