Entretención

Le dijeron que podían pagar una terapia con ella.

Psicóloga sufrió asalto: delincuentes le contaron su vida y preguntaron si les podía hacer terapia

Me gusta esta nota

Algo que se podría pensar que solo pasaría en una comedia, pasó en la vida real con un hecho indignante y nada cómico para su víctima, cuando una psicóloga que sufrió un asalto tuvo que “realizar una terapia” a los delincuentes.

El hecho ocurrió en Buenos Aires, Argentina. La propia mujer,  Adriana Etchegoin, fue quien contó el insólito asalto al medio El Día.

Según señaló, estaba cenando el jueves por la noche en su casa, ubicada en la localidad de Gonnet, cuando un grupo de cuatro sujetos entraron de forma violenta rompiendo un ventanal de la vivienda.

Del susto, la víctima comenzó a gritar, por lo que los delincuentes la callaron con amenazas y le dijeron que estaba “estudiada”. Posteriormente, comenzaron a registrar la casa para llevarse las pertenencias y el dinero que encontraran.

“Revolvieron todos los ambientes y hasta buscaron dinero y objetos chicos pero de valor hasta desarmando las rejillas de los equipos de aire acondicionado”, explicó. Finalmente, se llevaron entre unos 200 mil y 300 mil pesos argentinos (alrededor de 1,5 y 2,2 millones de pesos chilenos).

Se robaron incluso la ropa de la víctima y su familia. Ante esto, la mujer de 60 años les rogó que por lo menos le dejaran una polera, a lo que un integrante de la banda aceptó.

Se desahogaron con la víctima a la que le estaban robando

Pero el nivel de descaro de estos delincuentes tomó un curso insólito al enterarse éstos que la víctima era psicóloga. Los sujetos, que tenían según la mujer entre “19 y 20 años” comenzaron a desahogarse con ella, contándole distintos aspectos de su vida.

Incluso le preguntaron sobre su terapia. “Uno de ellos, inclusive, me dijo que entonces estaba a su alcance poder pagar por las sesiones en mi consultorio”, dijo Adriana Etchegoin. Cabe señalar que los cuatro integrantes estaban con pasamontañas y guantes. 

Según la víctima, sólo uno de los integrantes se mostraba “nervioso”, mientras que los otros “tres restantes hablaban bien y no eran violentos”. 

Finalmente, cuando la banda criminal se proponía escapar del lugar en su vehículo, le consultaron a la víctima cómo llegar a la Autopista La Plata-Buenos Aires. La policía le dijo posteriormente que esto era para despistarla, y que posiblemente eran del sector.

 
Descubre la nueva Señal 13E