De Tú a Tú

Desde los 13 años se dedica al futbol

Mark González y sus inicios en el futbol: “Sacrifiqué mi infancia entera”

Me gusta esta nota

En De Tú a Tú el futbolista nacional Mark González recordó momentos de su infancia y contó cómo fueron sus inicios en el futbol.

En una profunda y sincera conversación que Mark González sostuvo con Martín Cárcamo, le contó que nació en Sudáfrica y que pasó toda su infancia allá.  Además, entregó detalles de la cercanía que tiene con su hermano Raúl Hoffmann, quien es actor y ha trabajado en varias producciones nacionales.

Ambos hicieron una promesa, el primero que alcanzara sus sueños debía sacar adelante a su familia. “Me tocó a mí el que cumpliera esa promesa. Y fue algo súper bonito porque no fue fácil ese camino”, recordó Mark González.

Cuando Mark tenía 10 años se vinieron a Chile porque sus padres se separaron y aquí su vida cambió.

“Acá llegamos al barrio, a la casa de mis abuelos, y donde no teníamos las entretenciones que teníamos allá. Pero aquí teníamos otra cosa rica que es la familia. Los amigos de la calle. Aquí descubrimos el mundo. Si me haces elegir entre una y otra, en Sudáfrica vivimos una infancia muy linda, me quedo con Valparaíso por haber hecho amistades, de vivir esta otra cara de la moneda, donde vivíamos con lo justo”, confesó el futbolista.

Mark González

Los inicios de Mark González en el futbol

Al llegar a Chile, su abuelo lo llevaba a jugar fútbol. Al respecto, recordó que su abuelo “lo primero que hace me lleva al club de barrio 'Santa Helena' y ahí metía de ocho goles, cinco goles. Yo tenía pasta para jugar, pero yo nunca pensé que era para tanto".

A los 13 años salió la posibilidad de que se fuera a probar a Universidad Católica. Al segundo día lo fichan y lo hacen firmar. De acuerdo con lo informado por Mark, esto significó un cambio radical en su vida.

Mark González

Estuvo medio año viajando a entrenar, tres días a la semana. Sin embargo, llegó un momento en que no había dinero para que pudiera ir, por lo que lo dejó de asistir.

"No había plata en la familia, entonces dejé de ir", recordó el ex delantero de la selección, agregando que estuvo un mes sin poder seguir entrenando.

En un momento su entrenador lo llamó, pero a él le dio vergüenza decir que no tenía plata para viajar, por lo que inventó un dolor en la rodilla. El entrenador habló con la mamá de Mark quien le terminó contando la verdad y esto provocó que al año siguiente lo becaron.

Una carrera llena de sacrificios 

Tras esto, Mark González se fue al Centro de Formación a una casa con 18 compañeros más.

Tuvo que dejar su hogar a los 13 años para dedicarse al fútbol. Precisamente Mark se refirió a ese drástico cambio en su vida donde la disciplina lo era todo, y donde también tenía que vivir lejos de sus seres queridos.

“Yo solo tenía que cumplir con las cosas del colegio. Uno despertaba solito, hacía su cama, tomaba desayuno y se iba al colegio. Lloraba todas las noches, pa’ callado, porque echaba de menos”, fue la sincera confesión que realizó el futbolista.

Mark González

Además, agregó que: “Sacrifiqué mi infancia entera, desde los 13 años dejé de vivir infancia porque ya me metí a una disciplina estricta porque tenía que madurar tenía que ver mis cosas solito”.

Por último, Mark González recordó que le daban 15 mil pesos como viático y él se los daba a su mamá. Además, sus colaciones las guardaba y las llevaba a Viña para sus hermanos.

Revisa las declaraciones entregadas por Mark González.
 

 

Ver video


Capítulos completos

1wnqfX5-JZw