Caso Cerrado

03 de septiembre

Joven llegó a Caso Cerrado acusando que su novio confunde la realidad con el mundo virtual

Me gusta esta nota

A Caso Cerrado llegó Rocío para denunciar a su pareja, asegurando que tiene una severa adicción por un videojuego.

Rocío tiene 20 años y su pareja, Carlos, 19. Ambos jugaban a un videojuego llamado “Minecraft” y se conocieron a través de este juego. Poco a poco se fueron transformando en una pareja virtual, pero al momento de conocerse en persona, la conversación entre los dos no fluía como sí ocurría en el juego.

A pesar de esto, la relación entre los dos fue avanzando rápidamente, Ambos se casaron y Rocío decidió que lo mejor era dejar de jugar para dedicarse a la nueva vida de adultos que tenían por delante.

Caso Cerrado

Por ello, la joven se “suicidio” en el juego para dedicarse a trabajar, pero su pareja no siguió su ritmo y continúo con su adicción a los videojuegos. Es tal el nivel de adicción al juego que en una ocasión el joven decidió pasar de largo jugando y tuvo una convulsión producto del excesivo consumo de energizantes para poder jugar.

Como su esposo quedó solo en el juego, él conoció a una nueva “mujer virtual” con quien formó una nueva vida virtual, asegurando que este tipo de vida le acomodaba más que la realidad.

Conoce en detalle esta historia de Caso Cerrado.

 

Descubre la nueva Señal 13E