A propósito de robots humanoides... la obsesión del robotista japonés Hiroshi Ishiguro

El robot Geminoid -que ha hecho innumerables apariciones públicas desde el año 2014, es un clon de su creador, el científico japonés Hiroshi Ishiguro, catedrático de la Universidad de Osaka y líder del laboratorio de telecomunicaciones avanzadas que tiene su nombre.
 
Desde el año 2000, Hiroshi Ishiguro ha desarrollado cinco tipos distintos de robots humanoides, con diferentes características, grados de evolución y apariencia de hombres, mujeres y niños.
 
Geminoid HI-4 es la cuarta versión de un robot que ha originado más de 300 publicaciones científicas. Es único en el sentido de que fue el primero con la doble característica de ser manejado de forma remota a la vez que reacciona a lo que sucede en el lugar en el que se encuentra.
El rostro de silicona del robot es capaz de mostrar emociones humanas como la alegría o el disgusto a través de sus movimientos faciales.
 
Para conseguir estas reacciones, se utilizan modelos de inteligencia emocional que permiten captar información por medio de todos los sensores que lleva incorporados y, a partir de ahí, proporcionar respuestas ante los estímulos.
 
El desarrollo de la inteligencia artificial permite dotar a este sistema de la capacidad para tomar decisiones con un alto grado de autonomía, de manera que es capaz de aprender de su propia experiencia, gestionar una gran cantidad de datos y ofrecer una respuesta.
 
Fuente:  Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología, DiCYT