31
Abr

Ricky Martín

Martin es, sin lugar a duda, la figura más influyente en la música Latina alrededor del mundo. Su férrea disciplina, su pasión por la música, su vibrante e indiscutible carisma escénico hacen de su trayectoria musical una de las más admiradas de su generación.

En tres décadas de exitosa carrera, Ricky Martin ha vendido más de 85 millones de discos a nivel mundial, ha certificado un centenar de discos de oro y platino y ha logrado colocar seis de sus discos y más de once de sus canciones en la posición # 1 de Billboard.

Es responsable de grandes éxitos internacionales entre ellos “Livin’ La Vida Loca,” “La Bomba,” “Maria,” “Tal Vez,” “La Copa de la Vida,” “Vuelve,” “Te Extraño, Te Olvido, Te Amo,” “Fuego de Noche, Nieve de Día,” “La Bomba,” “Tu Recuerdo,” “Pégate” y los más recientes “Adiós,” “La Mordidita,” “Vente Pa’ Ca,” “Fiebre,” junto a Wisin y Yandel y su participación junto a Maluma en el tema “No se me Quita.”

Ha sido merecedor de múltiples premios, incluyendo el prestigioso galardón “Personalidad del Año 2006," que le otorgó la Academia de Ciencias de las Grabaciones - organización encargada de los Grammy Latinos - por su excelencia artística y labor filantrópica. Otros premios incluyen: múltiples Grammy y Latin Grammy, MTV Asia Awards, MTV European Music Award, World Music Award, American Music Award, Premio Lo Nuestro, Latin Billboard Award, y Latin American Music Awards, por mencionar sólo algunos.

El galardonado artista continúa cosechando éxitos en sus facetas de artista, autor y actor, manteniéndose en las primeras posiciones en los rankings a nivel mundial y cuyas reproducciones en las distintas plataformas suman millones de visitas, propulsando altas ventas que lo colocaron en las primeras posiciones de la lista “New York Times-Bestsellers” con sus libros “Yo” y “Santiago el Soñador entre las Estrellas,” recibiendo excelentes críticas por su brillante trabajo en “Evita” en Broadway, y recientemente, en la serie “American Crime Story: The Assassination of Gianni Versace,” por el cual fue nominado al EMMY 2018.