Un triada insuperable: Documental exhibirá el aporte de Víctor Jara, Alejandro Sieveking y Bélgica Castro al teatro chileno

Me gusta esta nota

La Universidad de Chile fue el lugar donde comenzó la magia de una triada incomparable. Corría el año 1956 y Víctor Jara y Alejandro Sieveking eran estudiantes de teatro y Bélgica Castro, profesora.  Su fecunda colaboración creativa marcó un hito en la historia del teatro chileno, con obras como “Parecido a la felicidad” (1959), “Ánimas de día claro” (1961) y “La remolienda” (1965). El realismo poético que proponían causó un impacto tan profundo que no sólo itineraron por el país, sino también por América Latina.

Es precisamente este intenso vínculo creativo del director teatral y compositor con el dramaturgo y la actriz, el que es reconstruido en el documental “Éramos tan felices. Alejandro Sieveking / Víctor Jara / Bélgica Castro. Complicidades de juventud, creación y muerte” (2022). Esta producción audiovisual fue  realizada por María de la Luz, investigadora de la Facultad de Artes UC y el audiovisualista Marcelo Porta 

El corazón del filme es una conversación que Alejandro Sieveking sostuvo en 2017 con María de la Luz Hurtado, directora del Programa de Investigación y Archivos de la Escena Teatral UC. El diálogo fue registrado en el mismo lugar del Parque Forestal donde Luis Poirot había retratado en 1965 al dramaturgo junto a Víctor Jara, Sergio Zapata y Bruna Contreras. “Le pregunté a Alejandro: ¿Eras tan feliz?”, comenta María de la Luz Hurtado. “Conversamos con los fantasmas de los ausentes, y de lo que había sido esa complicidad creativa con Víctor Jara y con Bélgica Castro. Yo le fui mostrando fotografías de René Combeau de distintas obras en que él había participado con Bélgica y con Víctor, y ese trío creativo  se armó en nuestra conversación”, explica.

Además, la pieza  documental suma entrevistas inéditas con Bélgica Castro y Alejandro Sieveking en el Campus Oriente, en los años 1997 y 2001, respectivamente. “Bélgica Castro, fundadora del Teatro Experimental de la Chile en 1941, que trabajó con todos los grandes directores de este país, con Pedro de la Barra, con Agustín Siré, con Pedro Orthous, explica en esa conversación de 1997, por qué para ella Víctor Jara era el mejor director con el que había trabajado. No hay en la memoria colectiva de Chile una apreciación respecto a la potencia de Víctor Jara como director teatral”, agrega María de la Luz Hurtado.

Una idea con la que coincide el realizador Marcelo Porta: “Fue genial lo que hicieron estos tres artistas, la repercusión de sus obras fue grande y en el caso de Víctor Jara, es una etapa teatral que no se conoce mucho. Es entonces que él empieza a hacer canciones para las obras de teatro, y después, como dice Alejandro Sieveking, todos querían a Víctor como cantautor y a nosotros ya no nos daba bola. Fue un trío creativo que marcó el teatro chileno. Si uno ve La Negra Ester, de Andrés Pérez, es clara la influencia de lo que hizo Víctor Jara en La Remolienda”. 

Los diálogos con Sieveking y Castro se articulan en “Éramos tan felices…”  con documentos de época del Archivo de la Escena Teatral de la Escuela de Teatro UC, de la Cineteca Nacional de Chile y también del archivo de Canal 13. Asimismo, se da cuenta de la última trilogía de Sieveking y de la llamada década agonista, a través de materiales de archivo de Teatro UC, Centro Cultural GAM, Teatro Nacional Chileno, y las productoras Paulina Moyano y Jirafa, más entrevistas con Luis Poirot, Joan Turner, María Izquierdo, Millaray Lobos, Ana Reeves, Cristián Plana y Paulina Moyano.

Este proyecto de creación fue financiado por la Dirección de Artes y Cultura UC y participaron los estudiantes de la Escuela de Teatro UC Tamara Astudillo, Víctor Muñoz y Natalyia Ravera. Además, contó con apoyo de la UC, de la Academia Chilena de Bellas Artes –de la cual eran miembros de número Bélgica Castro y Alejandro Sieveking- y de la Fundación Víctor Jara.

Amanda Jara Turner, integrante del directorio de la Fundación Víctor Jara, comenta: “Celebramos este tremendo proyecto que ahora verá la luz, ya que sabemos ha sido un largo proceso trabajado con mucho respeto, cariño, y rigor. Qué importancia tienen los archivos, para revisitar un trabajo colaborativo, de amistad y creación, que revolucionó el teatro chileno en los años sesenta”.

Se suma Silvia Westermann, presidenta de la Academia Chilena de Bellas Artes: “No dudé un instante en apoyar la magnífica propuesta de la profesora María de la Luz Hurtado. Alejandro Sieveking y Bélgica Castro fueron miembros de nuestra academia, como lo son actualmente Luis Poirot y Ramón López, quienes participan en el proyecto como fotógrafos. Este documental es espectacular y la Academia se siente honrada de estar involucrada en este maravilloso proyecto”. 

“Una de las misiones de Cineteca Nacional es ser un punto de encuentro de la memoria audiovisual del país, por lo que ser el lugar de la première de Éramos tan felices… (realizada el 27-9-22) es un honor y un gustoso deber. Víctor Jara, Bélgica Castro y Alejandro Sieveking encarnan a esas figuras que son tan grandes que no se les puede encasillar en una disciplina o arte, son más que eso, son figuras esenciales de nuestra cultura en el más amplio sentido", complementa Marcelo Morales, director de Cineteca Nacional de Chile.

La exhibición  de esta producción de 60 minutos se realizará este  jueves 8 de diciembre a las 18 horas, en GAM (sala A1, primer piso). Las inscripciones son gratuitas y ya fueron reservadas en su totalidad. 

¡Pero no te preocupes! Una vez presentado este trabajo documental en festivales, INEDIT y en distintas salas de Chile, se exhibirá en 13C para que los televidentes puedan conocer aspectos desconocidos de la trayectoria y vida de Víctor Jara.