Un paseo por Ciudad de México, vibrante y colorida

Me gusta esta nota

Si aún no decides el destino de tu próximo viaje, deberías considerar Ciudad de México. En ella puedes visitar sus zonas arqueológicas, disfrutar de su intensa gastronomía y vivir a fondo su cultura que se manifiesta en todas partes. Con más de 22 millones de habitantes (muchos más que en todo Chile), la capital mexicana es la ciudad más grande del continente y, aunque este dato puede abrumarte, te aseguramos que acoge con gusto al turista. ¡Te dejamos nuestros 5 recomendados para disfrutar este destino!

por Evelyn Araos

1. “La Casa Azul” en el barrio de Coyoacán

El barrio de Coyoacán alberga la casa en donde vivió desde niña Frida Kahlo con su familia y que luego compartió  con su marido, el muralista Diego Rivera. Jardines frondosos, objetos de colección y su mundo más íntimo forman parte de esta casa museo. En ella también podemos ver algunos de sus trabajos más destacados como: “La columna rota”, “Las dos Fridas”, “Autorretrato con mono” y su última obra “Viva la vida”.

Visitar este museo nos brinda la oportunidad de comprender mejor a la artista y valorarla aún más, porque puedes visualizar todas las dificultades físicas a las que se enfrentó. Estos incluyen los corsés que debían sostener su columna, su silla de ruedas y los artefactos que implementó para poder pintar en su cama, hasta sus últimos días. La mujer, amante, artista,  orgullosa de su pueblo, vive en todos los rincones de esta casa.

2. Xochimilco

Visitar el barrio de Xochimilco, ubicado al sur de Ciudad de México, realmente merece la pena. En él se puede dar un paseo en las famosas “Trajineras”, barcas hechas de madera, pintadas de colores y adornadas con flores. En el paseo puedes disfrutar de música en vivo, probar platos típicos y tomar unas “chelas” en su versión normal, con limón “chelada” o con jugo de tomate “clamato”. Es un panorama festivo, ideal para el fin de semana. También puedes ver plantaciones de flores,  de hecho Xochimilco significa en vocablo náhuatl “tierra de flores”.

3. Museo Nacional de Antropología

Ícono de la arquitectura urbana del siglo XX en México, el Museo Nacional de Antropología es un espacio alucinante. Aquí puedes introducirte en la antropología a nivel general, para luego entrar en el poblamiento de América y de las culturas que han dominado México: teotihuacán,  toltecas, mexicas, mayas, entre otras. Cuenta con 22 salas y más de 45 mil metros cuadrados de construcción, siendo el museo más grande de México y uno de los más destacados del mundo. En él puedes encontrar exposiciones temporales que están publicadas en su sitio web. Nos tocó la suerte de ver una exposición del fotógrafo y etnógrafo, Pierre Verger, que retrató al México profundo en la década del 40. 

4. Bosque de Chapultepec

El Bosque de Chapultepec es el principal parque urbano de Ciudad de México. Su nombre significa “cerro del chapulín” o “cerro del saltamonte”. En él se encuentra el Museo Nacional de Antropología, además de contar con tres lagos artificiales, numerosas fuentes y frondosos árboles. Dada la antigüedad de su ocupación, el parque es considerado una zona arqueológica; en él se han encontrado numerosos vestigios de la historia.

Por sus 678 hectáreas de extensión, es recomendable ir con tiempo o recorrerlo en bicicleta. En nuestro caso tomamos un tour en bicicleta que fue muy entretenido, ya que el guía va contando historias entorno al parque.

Frente del  Museo de Antropología, puedes ver a los Voladores de Papantla, una danza ancestral  asociada a la fertilidad que te impresionará por la destreza de sus danzantes, quienes amarrados de sus piernas giran en el aire descendiendo de las alturas.

5. Teotihuacán

Teotihuacán es un amplio complejo arqueológico situado al nordeste de la Ciudad de México. Fue una de las mayores ciudades prehispánicas de América. Estando allí puedes caminar por la Calzada de los Muertos, visitar el templo de Quetzalcóatl y encontrarte con las pirámides de la Luna y del Sol. Es recomendable llegar temprano porque el sol es muy fuerte al medio día. No olvides tu protector solar, además de llevar ropa y zapatos cómodos para caminar y subir escaleras.

Otros imperdibles

Por su puesto visita el Zócalo de la Ciudad de México, la Plaza Principal o de la Constitución, la Catedral y todo el casco histórico. Piérdete caminando por los barrios de la Condesa y la Roma. Ambos tienen un espíritu bohemio y juntos forman el llamado corredor cultural. Ahí puedes encontrar restaurantes, bares, cafés, galerías de arte, entre otros.

Tómate un buen mezcal con macerado de frutas y prueba el taco al pastor, plato típico de México que está hecho con  carne de ternera y de cerdo que se cocina en un “trompo”. Es  parecido a la preparación de la carne de los shawarma, que va sobre  un taco de maíz  y se adereza con cebolla, cilantro y un trozo de piña. ¡Es realmente es delicioso!