¿Tú ya fuiste? Museo De La Moda abre las puertas para mostrar la mayor exhibición del “Mundial de Fútbol Chile 1962”

Me gusta esta nota

Aunque pasen los años, hay instancias que siempre serán dignas de recordar y que seguirán conmoviendo al público, evocando grandes emociones. 

Este es el caso de la Copa Mundial de la FIFA Chile que se desarrolló  entre el 30 de mayo y el 17 de junio del  año 1962. Esta instancia no sólo convocó a los fanáticos del fútbol, sino que a millones de personas que veían este evento como uno de los más importantes del siglo. 

Si bien esta versión posicionó al equipo nacional en el tercer lugar luego de un histórico juego contra Yugoslavia, los cuantiosos esfuerzos para que se celebrara esta magna instancia valieron la pena y se reflejaron en la efervescencia y espíritu de celebración del pueblo chileno. 

A seis décadas de este hito que revolucionó Chile, el Museo de la Moda inauguró el viernes 27 de mayo la mayor exhibición del Mundial de Fútbol, que incluye más de 140 objetos de ese evento histórico. 

Jorge Yarur Bascuñán, Director del Museo de la Moda, explicó que “el Mundial de 1962 ha sido la única vez que todo Chile se une por una sola causa, sin importar clases sociales, ideas políticas o religiones. Esta exhibición es un homenaje a los jugadores, dirigentes y personas que vivieron e hicieron posible este espectáculo mundial, cuando Chile era un país pobre, pero con su identidad y valores bien puestos”.

Yarur agregó que “el Museo tiene la colección más grande del país del Mundial de 1962, porque desde niño escuché a mis padres hablar de los partidos, de cómo jugó Chile – asistieron a todos los partidos de la roja- y de la importancia de esta fiesta deportiva para la unidad nacional. Incluso mi padre, Jorge Yarur Banna, apoyó desde Yarur S.A. la impresión del programa oficial del campeonato”.

En relación a cómo se originó esta idea, el periodista y principal curador de la muestra Harold Mayne-Nicholls, señaló que para el museo es muy importante conmemorar eventos que marcaron un camino en diferentes actividades del país y el mundo. 

“En este caso, el Mundial de 1962, nos permitió demostrar al resto de la urbe la capacidad de recuperación de los chilenos (en esos tiempos la palabra resiliencia no se usaba). Dos años antes del torneo sobrevino el peor terremoto de la historia, lo que hizo a todos dudar de la realización del campeonato. Finalmente, con un gran esfuerzo organizativo se desarrolló la fiesta que se coronó con el tercer lugar para Chile”, comentó Harold. 

Para el ex dirigente deportivo, esta instancia es muy importante de rememorar porque tiene un contexto social y político que es relevante destacar. Un ejemplo de eso es que la sede se ganó bajo el último gobierno de tendencia radical, al que reemplaza un gobierno conservador que es seguido por uno de tendencia social cristiana. “Es decir, tres pensamientos diferentes desde 1956 a 1964, condujeron al país. Sin embargo, todos los chilenos se olvidaron de estas diferencias y se unieron en torno a la Copa. Ese es el gran legado del torneo”, recuerda Mayne-Nicholls. 

Además de los “tesoros” que tienen relación al evento deportivo como los  platos conmemorativos con logotipo del mundial,  afiches del campeonato, camisetas oficiales usadas por distintos jugadores, zapatos de fútbol originales  y dibujos de figuras emblemáticas como Carlos Dittborn, Leonel Sánchez, Fernando Riera y Sergio Navarro, la exhibición cuenta con una serie de videos que muestran lo que era Chile en esos años. “Vale la pena detenerse en ellos, pues son evidentes los cambios que ha sufrido nuestra sociedad en estas seis décadas”.

¿Quieres visitar la exhibición? ¡Conoce todos los detalles aquí!