Notre Dame: 3 valores que hacen única a la catedral parisina

Me gusta esta nota

El día lunes 15 de abril, la catedral de Notre Dame fue afectada por un gigantesco incendio que según estimaciones, consumió dos tercios del techo, además de la aguja central la cual fue derrumbada por las llamas a vista de todo París y el mundo.
 
Esta gran obra arquitectónica, que recibe alrededor de 13 millones de visitas al año, guarda entre sus paredes muchos objetos valiosos e importantes sucesos históricos. Acá te contamos 3 razones por las cuales este incendio significa una invaluable pérdida histórica:
 
1. Antigüedad arquitectónica
 
“Notre Dame” significa “Nuestra Señora”, y lleva ese nombre ya que fue construida por católicos en honor a la Virgen María. La Catedral comenzó a edificarse en el año 1163, y tuvo constantes modificaciones en su estructura. En sus inicios tenía un gran campanario, que luego fue reemplazado por la característica aguja que sobresale en todas las fotografías. Además, cuenta con 3 grandes vitrales de 13 metros de diámetro, que adornan su fachada y lateral desde el siglo XIX.
 
A 90 metros de altura, en lo alto de la estructura, se asoman unas estatuas que se convirtieron en un ícono de Notre Dame: las gárgolas, las cuales fueron integradas a la catedral entre los años 1843 y 1864, cumplen la función de canaletas, alejando el agua de la lluvia. La obra, que es considerada Patrimonio de la Humanidad desde 1991, llegó a medir 128 mts. de largo y 48 mts. de ancho.
 
 
2. Sucesos históricos
 
Tras 856 años de historia, si contamos desde que se iniciaron las construcciones, son varios los sucesos significativos que han ocurrido en las instalaciones de la catedral parisína.
 
Uno de los más emblemáticos es la coronación de Napoleón (1804). Sin embargo, no solo albergó coronaciones de Francia sino que también de mandatarios extranjeros como Enrique VI de Inglaterra (1426).
 
Por otro lado, también la catedral ha sido un espacio destinado para despedir a presidentes del país como es el caso de Charles De Gaulle, Georges Pompidou o François Mitterrand. Además, Notre Dame albergó a las 129 víctimas de los atentados terroristas perpetrados en noviembre de 2015, con una multitudinaria misa.
 
3. Tesoros patrimoniales
 
Además de ser testigo de grandes momentos de la historia, Notre Dame guarda muchos elementos valiosos para la tradición religiosa y patrimonial de la iglesia católica como el relicario de la corona de espinas de Jesús, un trozo de la cruz y algunos clavos de la crucifixión.
 
 
También la catedral poseía el órgano más grande de Francia, además de cinco teclados y cerca de ocho mil tubos. Según Franck Riester, Ministro de cultura de Francia, el órgano habría sufrido daños considerables y aseguró que los tesoros y pinturas del lugar serán retiradas para su conservación y restauración.