“Los últimos vientos”: El documental que muestra la historia de los últimos veleros sin motor hechos a mano en Chiloé

Me gusta esta nota

Este domingo 17 de mayo a las 17:30 horas, se estrena el documental dirigido por Juan Francisco Cox, “Los últimos vientos”. 

La producción audiovisual muestra la historia de Claudio Pino Ocampo, un fotógrafo de 65 años que tiene una amplia trayectoria. 

En su juventud, viajó por muchos lugares del mundo, pero cuando pisó por primera vez la isla de Chiloé, quedó sorprendido por su gente, tradiciones y navegantes. 

En 1986, fotografío la última regata de lanchas tradicionales, veleros hechos a mano que ya están casi extintos.  Desde esos años, Claudio ha tenido en mente poder editar un libro con esas fotografías y volver a revivir esos momentos, con aquellos personajes que son los últimos herederos de la navegación a vela.

La producción de 30 minutos muestra la fragilidad de este patrimonio que está en riesgo y el esfuerzo del fotógrafo por rescatarlo. 

En conversación con 13C, Claudio Pino señaló que sentía la responsabilidad de mostrar el material que capturó hace más de 35 años, porque el alma de ese grupo de chilenos que vivió aislado por mucho tiempo construyendo sus embarcaciones, estaba decayendo con el avance de las carreteras y el "progreso".

"De pronto toda esta forma y este pueblo marino empieza a decaer, a transformarse, y aquello que los representaba, pasa a ser parte de la historia. Para mí, recalcar este esfuerzo y buscar que este patrimonio no muera, es un rescate. Con el equipo de la Cantera y Juan Cox hicimos un rescate patrimonial. Es muy importante que podamos mostrar al resto de los chilenos esto que se está diluyendo en el tiempo, se está olvidando y está quedando atrás", indicó Pino.

Para Juan Francisco Cox fue muy “interesante y estimulante” realizar este proyecto audiovisual junto a Claudio Pino, con quien trabaja en la escuela de comunicaciones del Duoc UC y grabó en Chiloé continental, al norte de Hornopirén. 

“Ese sector guardó por años a los carpinteros de rivera y navegantes más avezados, y también donde Claudio tenía el mayor acceso a los personajes. Además de ser siempre muy bien recibidos, los encuentros estaban cargados de nostalgia, al verse ellos mismos y sus embarcaciones en esas fotos inéditas y tan valiosas”, contó Cox a 13C. 

El director de “Los últimos vientos” también se refirió a si las personas de la comunidad chilota se sienten reconocidas con este patrimonio naviero. 

“Hace unos pocos años, en la segunda administración de Michelle Bachelet, a dos de los personajes del documental los declararon ‘Tesoros Humanos Vivos’. Eso es un reconocimiento importante, significativo y muy bonito, pero después del evento, ahí quedan”. A lo que agregó que él cree que el cambio debe estar en interesarse, conocer y aprender, para así realmente valorarlos y cuidarlos.

“Como dice Claudio, de eso se trata el patrimonio: una generación cuida lo más valioso que tiene para entregárselo a la generación siguiente, para que aprenda de ella”, finalizó Juan Francisco Cox.