La emotiva historia de la gatita ciega de Jordi Castell y su marido

Me gusta esta nota

Como las historias románticas que hablan del amor a primera vista, así fue el encuentro entre Topacio y Jordi Castell. 
 
El fotógrafo y comunicador paseaba a su perro en el campo, cuando de repente se encontró con el felino que no dejaba de llorar. Para su sorpresa, la gata se encontraba sola y sin comer por varias horas. 
 
Cuando se la llevó a su hogar y el veterinario le mencionó que tenía microftalmia y que era ciega, Castell ya había decidido que se quedaría viviendo con él y su marido. 
 
Independiente a su condición y las complicaciones de salud que podía tener a futuro, el matrimonio acogió a Topacio como un integrante más de la familia. 
 
Conoce la historia de Jordi Castell y su gatita aquí.