Factor de cambio: ¿Conoces a los Chungungos?

Me gusta esta nota

Durante mucho tiempo ha estado sobre la mesa que la evolución de las sociedades humanas y su población ha traído consigo diversas consecuencias para el medioambiente y los animales, sin embargo, hay mucho desconocimiento de en qué consiste esto con detalles. Por ejemplo, ¿Se hubiesen imaginado que la enorme cantidad de palomas que hay en las grandes ciudades se debe, en gran parte, a la producción de residuos que genera la humanidad? Esto nos puede llevar a pensar, pero ¿qué tiene que ver? 

La urbanización y el aumento de la población va invadiendo rápidamente los espacios naturales, y esto en conjunto a la concentración de residuos tiene como resultado que se favorezca el desarrollo de algunas especies, como por ejemplo, las palomas.

A esta capacidad que tienen las especies para adaptarse a los ambientes que han sido creados o modificados por el ser humano, la biología le llama sinantropía. La forma en que suceden los procesos sinantrópicos depende de diversos factores: de la especie, de su bio-geografía, su capacidad de adaptación y también de las características socioculturales del grupo humano. 

Ahora, si nos trasladamos al mundo marino, también existen diversas especies que han desarrollado la sinantropía, como por ejemplo, en la costa chilena lo podemos ver en ciertas  gaviotas y lobos marinos. Sin embargo, hay otro pequeño y escurridizo animal que también ha desarrollado esta capacidad...
 

La vida del Chungungo

A lo largo de la costa pacífica, desde el norte de Perú hasta el Cabo de Hornos, habita la lontra felina, más conocida como chungungo o nutria de mar. Lamentablemente, en el siglo XX este animal fue cazado tanto en Chile como en Perú para utilizar y comercializar su piel hasta aproximadamente el año 1954, a pesar de que se prohibiera su captura 25 años antes de eso. Esta situación tuvo como consecuencia que disminuyera considerablemente su población a tal nivel que desde el año 1996 es considerado mundialmente como una especie en peligro de extinción.

Según estudios publicados por la Revista de Biología Marina y Oceanografía de la Universidad de Valparaíso, en el último tiempo los chungungos han desarrollado la capacidad de adaptarse a ambientes que han sido modificados por el ser humano logrando co-exisitir. Específicamente, la pesca artesanal ha cambiado su rutina y, a pesar de que han llevado relativamente bien este proceso, de todas formas significa una amenaza para su conservación.

Lamentablemente el chungungo en condición sinantrópica tiene muchos riesgos de morir accidentalmente en actividades relacionadas a la pesca y la urbanización de su hábitat. Por ejemplo, existen casos de chungungos atrapados en redes, perseguidos por animales domésticos, ingesta accidental de veneno y la creciente homogeneización del paisaje costero.

Pero no todo es malo, la sinantropía del chungungo también ha significado algunas oportunidades para colaborar con su conservación, por ejemplo, que el ser humano ha podido crear refugios que ayudan al aumento de la población de esta nutria marina y su permanencia en los sitios.

¿Te gustaría colaborar con la conservación de los Chungungos?

Hace algunos años, en la V región se fundó Chinchimen, una organización que tiene como objetivo ser un centro de rescate para los chungungos, centrándose en su conservación, rehabilitación y reinserción.

El año 2017 vivieron por primera vez un proceso de reinserción desde principio a fin cuando recibieron con solo 2 semanas de vida a una cría de chungungo, la llamaron Changuita.

Pesando tan solo 447 gramos y padeciendo deshidratación, hipotermia y neumonía, la organización la recibió y tomó el desafío de comenzar un largo camino con ella.

Gracias al trabajo de voluntarios y de pequeñas donaciones, luego de 1 año y medio de rehabilitación lograron su recuperación y Changuita comenzó a aprender todo lo necesario para sobrevivir al momento de reinsertarse a su hábitat natural.

Cuando estuvo preparada, y luego de tres intentos, la chungunga fue liberada y actualmente se cree que vive entre Papudo y Maitencillo. Así que si visitan estas playas, pueden estar atentos a ver si tienen suerte y la ven por ahí.

Si quieres colaborar con la conservación de los chungugos visita www.chinchimen.org o @chinchimen en Instagram.

 

 

 

Fotos:  Organización Chinchimen

Escrita por Beatriz Costa

REFERENCIAS

Cursach, Jaime A, Rau, Jaime R, Ther, Francisco, Vilugrón, Jonnathan, & Tobar, Claudio N. (2012). Sinantropía y conservación marina: el caso del chungungo Lontra felina en el sur de Chile. Revista de biología marina y oceanografía, Vol. 47, Nº3: 593-597. 

Ladera Sur. Chinchimen: al rescate de las nutrias en Chile. Disponible en: https://laderasur.com/articulo/chinchimen-al-rescate-de-las-nutrias-en-chile/