Elicura Chihuailaf se confiesa en 13C tras ser el primer mapuche galardonado con el máximo premio literario de Chile

Me gusta esta nota

A pocos días de haber sido distinguido con el máximo galardón literario que entrega el Estado de Chile,  Elicura Chihuailaf, habló con 13C sobre sus sentimientos tras haberse convertido en el primer autor mapuche en recibir el Premio Nacional de Literatura 2020.
 
El escritor que fue premiado por su "vasta trayectoria y por su capacidad de instalar la tradición oral de su pueblo en una escritura poderosa, que trasciende la cultura mapuche", aseguró sentirse muy agradecido y feliz. 
 
 "Mis sentimientos fueron de profundo agradecimiento a toda mi amplia familia, a mi comunidad, a mi pueblo Mapuche y a la Tierra y el Universo al que pertenecemos", contó, agregando que también agradece la decisión del jurado al elegir su obra, el impacto nacional e internacional de ella y  su trayectoria". 
 
Chihuailaf, quien se encuentra viviendo en Asturias, España, contó que la celebración por el galardón entregado, estuvo marcada por la gratitud y la alegría de sus más cercanos. 
 
"Lo primero fue agradecer a las fuerzas, las energías del Universo. Luego comunicarme y agradecer a mi familia, a mis hijas y a mis hijos. Todos contentos y emocionados", indicó. 
 
En ese contexto, Elicura revela que sus grandes referentes de la lírica siempre fueron su  abuelo, abuela, padres, tíos y tías, quienes cantaban en la luz en la penumbra, hacia los cuatro lados de la tierra y del viento. 
 
Su infancia en Quechuwere, provincia de Temuco, estuvo rodeada de elementos que fueron una gran inspiración en su desarrollo como escritor. Así lo reveló en conversación con la señal cultural, donde menciona que los sonidos del agua y del viento, son solo algunos de los componentes de su numen. 

"Del canto de los pájaros; de mi visión de la luna, del sol y de la vía láctea, de sus estrellas que en la colina que habitamos se ven muy cercanas; de mi andar en el patio de nuestra casa, que son bosques aún enormes y diversos. Del aroma del pan recién horneado en la ceniza del fogón a cuyas orillas la familia cantaba, contaba sus sueños, conversaba y aconsejaba", expresó. 

Al ser consultado por si el premio abre una ventana para visibilizar al pueblo Mapuche, Elicura Chihuailaf es un convencido de que así será. 

"Sin duda, mi creación surge desde su memoria, desde la palabra de sus sueños y de sus visiones. En mí, como en cada ser humano, está la voz de mis antepasados, de mis alter egos. Su presente, es decir, su pasado y su futuro. Su lucha, es decir, su amor y su dolor", reflexiona. 
 
Y luego añade que "el Chile profundo ganará un mundo mejor, no materialista, cuando conozca la visión de mundo de nuestra cultura; cuando conozca su historia encontrará un nuevo aliento para luchar por su propia historia".