Día Mundial de la Nieve: un llamado a tomar conciencia

Me gusta esta nota

Este domingo se conmemora el Día Mundial de la Nieve, una fecha impulsada por la Federación Internacional de Esquí (FIS), pero que hoy, en medio de la mayor crisis hídrica de la historia y el aumento de las temperaturas, nos invita a pensar cómo disminuir el impacto que está provocando el cambio climático en el deshielo de la Cordillera de los Andes y la Antártica chilena. 

El 2 de diciembre de 2018, la Plaza Italia amaneció con mil pingüinos protestando. Habían recorrido cientos de kilómetros para manifestar su preocupación por el deterioro de su hábitat, la falta de alimentos y la inminente desaparición de su especie. 

Esta intervención fue realizada por 13C bajo el eslógan “Cuidar el planeta es tarea de todos” y para la confección de los mil pingüinos se utilizaron más de 4,5 toneladas de papel de diario y 300 botellas plásticas recicladas.

Hace cuatro años la situación de la Antártica y el deshielo de la nieve ya era crítica, hoy se convierte en una prioridad frente al cambio climático. Así lo evidencia Marcelo Leppe, Director del Instituto Antártico Chileno (INACH): “Estamos viviendo la década más cálida desde la historia instrumental de la Antártica, con mayores temperaturas y un menor reclutamiento de hielo, es decir, no ha ocurrido que el hielo sólido se comience a fijar en los glaciares y a acumular”. 

Esto tiene un efecto directo en la fauna, que se ha visto obligada a migrar por los radicales cambios en el clima: “Los pingüinos netamente antárticos están disminuyendo su densidad y se están yendo más al sur. Hay varios estudios que muestran que, por ejemplo, algunos linajes como los Pingüinos Adelie se están moviendo. La última gran colonia de Pingüinos Emperadores que estaban en territorio chileno-antártico ha desaparecido, la colonia de Isla Dion desapareció hace una década. La vida en la Antártica está en riesgo”, cuenta Leppe. 

Hoy el impacto del deshielo en la Antártica se puede apreciar a simple vista en los kilómetros de territorio que se han quedado sin nieve, perdiendo en algunos sectores el manto blanco que la cubría, y lamentablemente, ese es un fenómeno que se está repitiendo a lo largo de Chile y tiene directa relación en el deterioro de la Antártica: “En 2015 ocurrió una de las temperaturas más altas registradas en la historia en el norte de la península Antártica y cuatro días más tarde ocurrieron los aluviones del norte chico. A principios del verano pasado hubo aluviones en el Cajón del Maipo y pudieron ser anticipados, porque se instalaron de nuevo estos anticiclones sobre la península Antártica”, asegura el director de la INACH. 

El compromiso de cuidar el planeta debe ser la primera prioridad. Marcelo Leppe hace un llamado a continuar con esta misión y recuerda la frase: pensar globalmente y actuar localmente. Algunas cosas que recomienda son disminuir el consumo de proteína animal, cuidar los bosques nativos y continuar informándose constantemente. En el libro Cambio Climático en Cifras, de la INACH, se pueden encontrar varias recomendaciones.