5 razones para visitar Myanmar

Me gusta esta nota

Cuando pensamos en viajar al Sudeste Asiático lo primero que se nos viene a la cabeza es visitar Tailandia, Vietnam o Indonesia. Sin embargo, hay un país menos conocido, pero que posee una variedad de riquezas que lo van posicionando como un imperdible del Lejano Oriente. Estas son las 5 razones para visitar Myanmar.

Fotos: Evelyn Araos

1. Su historia y arquitectura

En Myanmar se encuentra uno de los lugares arqueológicos más grandes e impresionantes del mundo: los templos y pagodas de Bagan. Salir en bicicleta o en moto a descubrir estas maravillas arquitectónicas es un regalo de la vida. Más del 90% de los birmanos son budistas y esto se puede presenciar en todo el país.

2. La amabilidad de su gente

Myanmar se abrió al turismo el año 2003, después de una larga dictadura militar, por lo tanto su pueblo es amistoso y cálido, deseosos de conocer al turista. ¡Myanmar es un país muy joven ante el turismo, pero con un potencial enorme!

3. La diversidad de sus paisajes

Myanmar tiene una gran diversidad geográfica, desde las altas montañas del Himalaya en el norte hasta sus costas en el sur. La selva tropical, las playas vírgenes y los senderos entre valles, montañas, lagos y ríos hacen que sus atardeceres sean maravillosos.

4. La autenticidad de su cultura

Los birmanos conservan las raíces de sus antepasados y, por lo mismo, quizás es el país más peculiar y singular en esta región del mundo. Por ejemplo, todas las personas se pintan “pelotitas amarillas” en la cara con thanaka, una crema que se consigue moliendo la corteza de un árbol del mismo nombre, protegiéndose del sol y con un fin estético. Además, los hombres usan falda para moverse fácilmente y capear el calor.

5. Las actividades de ensueño

En Myanmar puedes realizar diversas actividades como recorrer sus mercados, visitar pagodas, hacer trekking o ver el amanecer desde un globo aerostático. Una de nuestras favoritas es encantarnos con los peculiares pescadores de Inle Lake.