3 patrimonios de Santiago para celebrar sus 478 años

Me gusta esta nota

Un 12 de febrero de 1541 Pedro de Valdivia fundaba Santiago, hoy en su aniversario 478 te invitamos a conocer parte de su historia a través de los patrimonios más icónicos de la ciudad.

1. Iglesia San Francisco

Emplazada en plena Alameda, la Iglesia San Francisco es el monumento arquitectónico más antiguo del país y su historia tiene directa relación con la fundación de Santiago. 

Pedro de Valdivia le pidió a la Orden Franciscana que edificara la iglesia en el mismo lugar donde él había construido una ermita en honor a una imagen de madera de la Virgen del Socorro, que  trajo desde España en su caballo.

El edificio fue inaugurado el 23 de septiembre de 1618 y sorprende por su increíble belleza y diseño arquitectónico, ya que la base de la capilla nunca se ha caído a pesar de los terremotos que la han azotado. Además, en el altar mayor aún se puede apreciar la imagen de la Virgen del Socorro, que se presume que es la primera imagen católica que llegó a Chile.

Un lugar imperdible, porque no solo tiene simbolismo religioso, sino que también forma parte importante de la historia de Chile. Puedes visitarla de lunes a viernes entre las 09:30 a 13:00 horas y 15:00 a 18:00 horas, el fin de semana entre las 10:00 y las 14:00 horas. La entrada tiene un valor de $1000 para el público general, mientras que para estudiante y adultos mayores tiene un precio especial de $500.

2. Cerro Santa Lucía

El Cerro Santa Lucía es uno de los principales atractivos turísticos de Santiago y uno de los paseos públicos más interesante del país. Pero ¿Conoces la historia que hay detrás de este hermoso lugar? 

Antes de la conquista española, era llamado por los mapuches como Cerro Huelén, un peñón agreste que era utilizado como mirador, pues desde esa época ofrecía una vista panorámica de la ciudad. 

Es un lugar muy importante para la historia de Santiago, ya que Pedro de Valdivia fundó la ciudad en las faldas de este cerro y lo rebautizó como Cerro Santa Lucía. Durante el período colonial mantuvo su carácter natural pero también se construyeron fortificaciones. 

Fue a fines del siglo XIX que el cerro se convirtió en el paseo que conocemos hoy, cuando el Intendente de Santiago de esa época, Benjamín Vicuña Mackenna, inició un plan de remodelación del lugar que contempló la construcción de caminos, jardines, fuentes de agua, plazas y una capilla gótica en la cima.

Es un lugar imperdible que puedes visitar gratuitamente de lunes a domingo entre las 9:00 y 19:00 horas. 

3. Plaza de Armas de Santiago

La Plaza de Armas también fue fundada en 1541 y delimitada por el alarife Pedro de Gamboa, quien diseñó las primeras calles de Santiago en forma de tablero de ajedrez. Tal como dice su nombre, en un comienzo funcionó como campo de entrenamiento militar y luego se transformó en el centro administrativo, comercial y social de la ciudad. 

A su alrededor se construyeron importantes edificios, entre ellos: la Casa de los Gobernadores (Correo Central), la Real Audiencia (Museo Histórico Nacional), la Iglesia Mayor (Catedral Metropolitana) y el Cabildo (Municipalidad de Santiago).

La Plaza de Armas, además de tener un gran valor histórico, es también un buen paseo,  ya que hoy el lugar cuenta con una serie de atractivos como las galerías comerciales y los artistas que congrega: retratistas, músicos e increíbles estatuas humanas.