3 parques donados por la familia Tompkins que debes visitar

Me gusta esta nota

Todo partió en 1961 cuando Douglas Tompkins (1943-2015) visitó por primera vez el sur de Chile. Ya en los años 90,  cautivado por los paisajes sureños y con la ética medioambiental que guió gran parte de las decisiones de su vida, empezó a adquirir tierras para protegerlas de los daños que el hombre pudiera hacerles, junto a su esposa, Kristine McDivitt Tompkins. 

por Constanza Serrano

Tras décadas dedicadas a cuidar y conservar la flora y fauna del sur de Chile, Kristine concretó la entrega de sus tierras patagónicas al gobierno chileno. Aquí te contamos los 3 parques donados por el matrimonio Tompkins que todo amante de la naturaleza debe  visitar. 

Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins

Nombrado tras su fundador, el Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins se extiende por 402.392 hectáreas en la provincia de Palena, Región de Los Lagos. Puedes visitar el parque todo el año sin pagar entrada y con la posibilidad de llegar en auto, bicicleta, transporte público e incluso barco.

Hay 12 senderos que se pueden recorrer en este parque, todos de distinta longitud y dificultad. Los más experimentados en este deporte tendrán la oportunidad de explorar tierras vírgenes, pero quienes no tienen experiencia en este tipo de actividades, es recomendable que escojan rutas como el Sendero de Alerces, de baja intensidad y de solo 0,7 km de recorrido (40 minutos ida y vuelta). 

A los amantes de la aventura le sugerimos el sendero Volcán Chaitén, de mediana-alta dificultad y cuyo camino se extiende por 2,2 km (2.5 horas ida y vuelta). El principal atractivo del sendero es la meta, ya que al final del camino llegarás al borde del cráter.   

En relación a los animales de la zona, si visitas el parque quizás tengas la suerte de ver ballenas o toninas si haces un paseo en kayak en el mar. Si lo tuyo es la caminata, quizás puedas ver la famosa ranita de Darwin en alguno de los senderos.

Parque Nacional Corcovado

Cerca del Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, también en la provincia de Palena, se encuentra el Parque Nacional Corcovado. Son 293.986 hectáreas de terreno en las que la principal atracción son los bosques templados lluviosos. 

El acceso al parque (gratuito) puede ser por tierra (en el norte y el sur del parque), por el mar (a través de empresas que ofrecen el servicio de traslado) o tomando vuelos comerciales que te dejan en las cercanías del recinto. 

También hay muchas especies de animales que se pueden ver en su hábitat natural: focas, lobos marinos, distintos tipos de ballenas, zorros de Chiloé, murciélagos, monitos del monte, pumas y pudúes.Para los amantes de los árboles, en el parque encontrarás ejemplares de alerces, canelos, lenga y coigüe, entre otros. Un excelente destino para tomar un baño de bosques o shirin-yoku.

Parque Nacional Patagonia 

Son 304.527,75 hectáreas de naturaleza, ubicadas en la región de Aysén y a las que puedes acceder solo por vías terrestres. Los chilenos menores de 11 años podrán entrar al Parque Nacional Patagonia de forma gratuita, pero el resto del público puede llegar a pagar hasta 8.000 pesos chilenos.

Dentro de las actividades que pueden realizar quienes visiten este recinto están: visitas al Museo y Centro de Visitantes del Parque Patagonia, paseos en bote, caminatas de intensidad baja a avanzada, observación de aves, pesca con mosca y ciclismo de montaña. 

Para alojar, hay distintas opciones que van desde arrendar un dormitorio en un lodge hasta alquilar un espacio en un camping, todos con vistas dignas de la zona.