Falso cura estafó a cientos de vecinos en Ñuñoa

Califica este artículo

Sin votos aún

Rodrigo Araya se instaló en la Villa Frei diciéndoles que era sacerdote miembro de una iglesia 'católica ortodoxa ucraniana'. Les pidió dinero a los ancianos y tras investigarlo se descubrió que tenía antecedentes por estafa, soborno y amenazas. ¡Revisa la nota para que puedas reconocerlo!