Rita (Nina)

Huérfana de madre, es criada por su padre, Genesio y por su madrastra Carmina. Cuando descubre un golpe planeado por Carmina contra su familia, intenta desenmascararla, pero su padre muere antes de ello y Rita es abandonada en un depósito de basura por Max, amante de Carmina, dejándola a los cuidados de Nilo, que explota el trabajo infantil local. Gracias a su nuevo e inseparable amigo Patata, consigue albergue en la casa de Lucinda, pero finalmente es adoptada por una buena familia y se va a vivir a Argentina.

Discreta y misteriosa, en su regreso a Brasil se transforma en Nina, una mujer ciega por sus objetivos. Para ella, los fines justifican los medios si la causa fuere grande. Nina esconde un lado oscuro en su personalidad. Jefe de cocina, la heroína de la trama no logra superar los traumas del pasado. Nina se tornó una mujer tan obcecada por el sentido de justicia tras la muerte de su padre, y a partir del sufrimiento que pasó en las manos de la madrastra, Carmina, duda vivir en el presente su historia de amor con Jorgito para llevar adelante el plan de venganza contra Carmina y Max.