Técnico de Vidal en la Juve fue castigado con diez meses de inhabilitación

Vie, 10/08/2012 - 16:14

La Comisión Disciplinaria de la Federación de Fútbol Italiana (FIGC) dispuso diez meses de inhabilitación para el entrenador del Juventus de Turín, el italiano Antonio Conte, por su implicación en el escándalo de arreglo de partidos y fraude en apuestas deportivas que salpicó al "calcio".

Según informó en un comunicado la FIGC, Conte, a quien la Fiscalía de la Federación había pedido una sanción de 15 meses, figura en la lista de sancionados en el proceso deportivo llevado a cabo la semana pasada en Roma sobre parte del caso, destapado el año pasado por la Fiscalía de Cremona y en el que también trabajan los fiscales de Bari.

La sanción al técnico del Juventus llega por no informar a las autoridades, pese a conocer las irregularidades, del arreglo de dos encuentros cuando era entrenador del Siena en la temporada 2010-2011 en los que el equipo toscano jugó contra el Novara y el Albinoleffe, cuando militaba en la Segunda División.

La defensa de Conte había propuesto que se pactara una sanción de tres meses de inhabilitación y una multa de 200.000 euros, pero esta opción no fue aceptada por la Comisión Disciplinaria, lo que complica ahora la situación del Juventus, vigente campeón de la Liga italiana y que este sábado comienza la temporada oficial con el partido de la Supercopa ante el Nápoles que se jugará en Pekín.

El nombre del entrenador de la Juventus en este caso salió a relucir por el testimonio de otro de los implicados, Filippo Carobbio, ex jugador de Conte en el Siena, que informó del conocimiento de las irregularidades por parte suya.

Otros de los nombres de los que se esperaba una sentencia este viernes eran los del internacional italiano Leonardo Bonucci y el centrocampista Simone Pepe, ambos de la Juventus de Turín y a quienes la Comisión Disciplinaria absolvió junto al delantero Marco di Vaio, después de las contradicciones mostradas por el futbolista que sacó a relucir sus nombres.

Para Bonucci la Fiscalía de la FIGC había solicitado tres años y medio de inhabilitación por acto deportivo ilegal por supuestamente participar hace dos años en el arreglo de un partido de su entonces equipo, el Bari, mientras que doce meses era la solicitud para Pepe, por no haber denunciado el arreglo de ese mismo encuentro, cuando era jugador del equipo rival, el Udinese.

Entre las sanciones dispuestas por la Comisión Disciplinaria de la FIGC figura además el retroceso automático de la Segunda División (Serie B) a la categoría inmediatamente inferior del Grosseto y del Lecce, junto a una multa de 30.000 euros para este último, por responsabilidades en este escándalo de amaño de partidos.

¡No olvides! Dale Me Gusta a nuestra fan page www.facebook.com/deportes13 y síguenos en Twitter en @deportes13cl ¡Te entregamos la mejor información deportiva!